miércoles, 10 de noviembre de 2010

El Sueño cumplido de la Sra. Anita

Guillermo Capobianco Ribera
memocapobianco@gmail.com

Durante el ciclo militar era costumbre de los generales triunfantes hacer una romería al Santuario de Cotoca para agradecer la intervención de la "mamita" en la gesta "heroica" de la toma por asalto del Palacio de Gobierno.

Antes del ingreso al templo, se plantaba frente a la comitiva gobernante la señera figura de la Sra. Anita Suárez de Leigue para arrancarles la promesa de que, esta vez, el nuevo gobierno construiría la carretera hacia el Santuario que a la fecha no era más que un camino de tierra lleno de pozos de arena intransitable en tiempos de lluvia.

La carretera de 27 Km. al Santuario de Cotoca no la construyeron los militares.

La hicieron desde el Gobierno, CORDECRUZ y la Prefectura. Los "muchachos" de la nueva generación política que venían pisando los talones a las juventudes tradicionales tanto conservadoras de la derecha como a la de los últimos resabios de una juventud movimienista que no logró articularse antes del golpe del Gral. Barrientos.

Al fin, con el apoyo de la historia y el ímpetu de esta juventud política emergente, la Sra. Anita Suárez de Leigue postró una vez más sus rodillas ante la "mamita" de Cotoca, patrona espiritual de los cruceños, para agradecerle la inauguración de la carretera de sus sueños de juventud, de su ferviente fe católica y de cruceña indoblegable.

La cinta la cortó el Presidente Hernán Siles Suazo flanqueado por autoridades y eufóricos "muchachos" de la nueva generación política: Rolando Aguilera Pareja, Oscar Serrate Cuellar, Jorge Capobianco Ribera, Hormando Vaca Diez, Gary Prado Salmón, Rolando Aróstegui Quiroga, Jorge Robledo, Carlos Valverde Bravo, Jorge Méndez Roca, Luís Capobianco Ribera, Susana Seleme Antelo, Jorge Velarde y una centena de militantes políticos jóvenes llenos de mística revolucionaria y cruceñista.

Lo que no imaginó la Sra. Anita Suárez de Leigue fue la trascendencia histórica que tuvo su acto de fe; pues transformar el "arenal" de la carretera a Cotoca fue el inicio de una verdadera transformación revolucionaria de la infraestructura de producción de la Santa Cruz de la Sierra moderna.

La construcción de los dos puentes sobre el Rió Grande, que abrieron las puertas productivas a la Tierras Bajas del Este; la carretera Pailón Los Troncos, la Carretera San Ramón Trinidad; la carretera bioceánica Corumba - Santa Cruz que inaugurarán en estos días los Presidentes Morales y Piñera.

La carretera San Cruz-Abapo hacia el Sur y Buenos Aires; la penetración profunda hacia el norte integrado, la amazonia boliviana y el empalme hacia Cochabamba.

Los puentes y las carreteras son la base material de un estado.

Los puentes y las carreteras no pueden tener "Presidente"; eso es una aberración histórica.

Los puentes y las carreteras las construyen los Gobiernos para el servicio de todos los ciudadanos de un país.

El pueblo boliviano recordará por siempre la frágil figura de la Sra. Anita Suárez de Leigue, la dama cruceña de la fe inconmovible; la de la raza humana indómita.