sábado, 13 de noviembre de 2010

Resulta que ahora a la Toyota y a la Honda les gusta el litio?

Juan Carlos Zuleta Calderón
jczuleta@gmail.com

Más de un año y medio atrás en un blog titulado "¿Por qué a la Toyota y a la Honda no les gusta el litio?", argumenté que ambos fabricantes de automóviles estaban siendo más bien conservadores y prudentes con respecto a una transición en base al litio hacia la propulsión eléctrica en la industria automotriz global, ya que estaba en su propio interés comportarse de esta manera. Ellos habían hecho grandes inversiones en una tecnología de baterías basada en níquel y no encontraban ninguna necesidad de pasar al litio hasta que no pudieran haber obtenido suficientes beneficios a partir de una tecnología de baterías obsoleta, pero aún comercialmente viable.

En un segundo blog sobre un tema similar publicado unos meses después, indiqué que el seguir este tipo de enfoque podría implicar su rezago respecto a la General Motors en lo que hace a la tecnología del automóvil eléctrico. (No me referí ahí a la Nissan, por cuanto para entonces muy poca gente sabía que esta compañía estaba preparando una gran sorpresa para el mundo con el lanzamiento de su coche "Leaf" totalmente eléctrico que se reveló sólo un poco más tarde). Luego concluí que para conservar su mayoritaria participación en el mercado de automóviles del mundo, la Toyota necesitaba modificar en forma significativa su por entonces conservadora estrategia de negocios, una afirmación que de alguna manera se aplicaba también a la Honda.

Por último, tras el anuncio de la Hyundai de que a finales de este año lanzará el primer híbrido del mundo producido en serie con baterías de iones de litio, en un tercer blog publicado en agosto de este año, reconocí algunos avances realizados por la Toyota y la Honda en relación con la llamada "fiebre del litio" en la industria del automóvil, a tiempo de insistir en que probablemente se requería hacer más trabajo para evitar que la Hyundai salte por encima de ambos fabricantes japoneses en particular en el mercado de automóviles eléctricos híbridos. En estas circunstancias, predije que era muy probable que la Toyota y la Honda repensaran sus estrategias de negocios para llegar a ser finalmente más agresivas en cuanto al uso de baterías de iones de litio en sus próximos diferentes modelos de carros.

Al presente, ambos fabricantes de automóviles parecen estar moviéndose lentamente, aunque con firmeza, hacia el tipo de estrategia empresarial renovada que recomendé hace más de un año. De hecho, el señor Takanobu Ito, nuevo Presidente Ejecutivo de Honda, que está sustituyendo desde el inicio del año al Sr. Takeo Fukui, bien conocido por su fuerte postura en contra de la tecnología de baterías de iones de litio, ahora se anima a declarar públicamente que "podría haber mucha demanda para los coches eléctricos alimentados con baterías", mientras se prepara para mostrar un nuevo concepto de coche eléctrico en la Feria del Automóvil de Los Ángeles en unas dos semanas a partir de ahora. Asimismo, según el mismo informe, la Toyota, "también una reciente conversa a los vehículos eléctricos", está casi lista para dar a conocer en la misma Feria del Automóvil el RAV4 eléctrico con baterías de iones de litio, co-desarrollado con Tesla Motors Inc.

Los tiempos de hecho parecen empezar a cambiar en la industria automotriz mundial. Atrás van quedando todos los analistas escépticos que mantienen el argumento de que las baterías de iones de litio no están listas para su comercialización. Probablemente ahora se estarán preguntando: ¿Es esto real?