miércoles, 24 de noviembre de 2010

SOBRE EL VIVIR BIEN

Luis Fernando Ortiz Daza
lufo69@yahoo.com

Es el tiempo de Vivir Bien, de la armonía y el equilibrio, de la complementariedad, es el tiempo de un nuevo paradigma que debiera ser aplicado respetando los principios de ética y honestidad. En estos tiempos, eso quedó en el discurso para funcionarios de la ONU, OEA, ONG`s y Fundaciones que quieren creer que este proceso de cambio es el que les permitirá limpiar su conciencia de los años de esclavitud en este continente.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) respaldó el proceso de cambio, qué fácil enmascarar declaraciones como las de José Miguel Insulza que apoya el proceso de cambio, sin conocer cómo se lo está llevando. Insulza formuló estas declaraciones en el Palacio Quemado, donde firmó tres memorandos de entendimiento, uno con el Gobierno, otro con la Asamblea Legislativa Plurinacional y un tercero con el Órgano Electoral Plurinacional. Los documentos están enmarcados en un programa de cooperación técnica para el periodo 2010-2014 y de un área denominada Gestión Técnica Para Vivir Bien.

José Miguel Insulza, Secretario General de la OEA, aseguró el viernes que la Ley contra el Racismo y toda forma de Discriminación, aprobado y promulgada recientemente en Bolivia, no viola la libertad de expresión. Esta declaración sonó como una sentencia adelantada a la queja presentada hace un mes en Washington por un grupo de periodistas, precisamente, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos.

Los soberbios Insulzos, que opinan y creen a nombre de la OEA que todo está bien, deberían saber que hay persecución político judicial, que a simple requerimiento del ejecutivo, el poder judicial condena a los opositores. Debe saber, según palabras de un asambleísta departamental, que hay que postergar todo: …"les voy a pasar un dato que el otro día se ha trabajado también, ha estado el Ministro en Cochabamba con el presidente y el vicepresidente Álvaro García Linera, y qué nos ha dicho hermanos: olvídense de su organización social, de su región, de su ciudad, de si son de un lado del otro lado, todos son del proceso de cambio y en primera instancia está el proceso de cambio y cuando tengamos un gobernador, una gobernadora del MAS ahí, una mayoría importante, , ahí recién van a decir para mi región, para mí organización, para mí...". (Nuevo Sur 24/11/2010)

Lo mismo deben decir de Monseñor Tito Solari y el Cardenal Terrazas, que cuando se vaya, cuando deje de denunciar y hablar en nombre de los pobres y la iglesia católica, ahí si recién comulgaremos, cuando el Papa deje de hablar de preservativos y apoye al proceso de cambio recién nos ocuparemos de la iglesia católica.

Ahí habrá armonía, todos pensando igual, uniformes, alegremente viviremos la complementariedad, primero hay que acumular poder, pero el vivir bien para algunos es otra cosa, no es vivir con lo que se necesita, porque si se viviera con lo que se necesitara, por ejemplo, debería haber una drástica reducción de los cocales. Debería bastar que cada cocalero tenga máximo hasta un cuarto cato de coca, lo suficiente para el acullico y para los mates.

La complementariedad del vivir bien, no es eliminar al otro, dialécticamente es la lucha de contrarios para superar estadios de desarrollo, es saber escuchar, es saber perdonar, es por último buscar la armonía y el equilibrio.

Cómo se puede vivir bien, si el machismo hace posible que movimientos sociales afines al poder, destituyan a una mujer de la Federación de Juntas Vecinales de El Alto, porque precisamente busca que su comunidad viva bien con la exigencia de obras en la ciudad más pobre de Bolivia.

¿Será posible que vivir bien signifique el capricho de unos cuantos asambleístas que pretendan secuestrar la asamblea, para concentrar el poder en una sola región? o ¿no será mas bien posible que vivir bien signifique concertar, no como una aceptación pasiva o imposición autoritaria, si no como una práctica de sano intercambio que viabilice políticamente una decisión de interés colectivo?