viernes, 26 de noviembre de 2010

SOCIOGRAFIA DEL ESTADO PLURINACIONAL

Boris Bernal Mansilla
boris.bernal@bolivia.com

Existen múltiples maneras de evaluar los logros y aportes de un régimen social. En lo económico se lo puede hacer midiendo la satisfacción de las necesidades básicas, el consumo de energéticos, la productividad, los grados de industrialización de la economía, el incremento de ingreso promedio y el de la inserción económica local en el mundo.

En términos políticos, se puede medir los avances democráticos mediante la amplitud de la auto organización social para gestionar asuntos colectivos, pluralidad de disidencias incorporadas en la lógica de las políticas públicas, mediante la comprobación de la regularidad, limpieza y competitividad en los actos eleccionarios, sumadas a la tolerancia y aceptación social.

Ahora bien, frente al panorama económico, social y político que atravesamos urge realizar una radiografía del Estado Plurinacional, escudriñar los factores estructurales (económico – social) como súper-estructurales (jurídico, político e ideológicos) de su ingeniería sociografía. Para esto es necesario plantear cuestionamientos elementales como: ¿qué modo de producción predomina en el Estado Plurinacional?; ¿cómo definen los Marxistas al Estado Multinacional o Estado Plurinacional?; ¿qué tipo de relaciones sociales de producción imperan?; ¿el nuevo modelo económico nacional es el capitalismo andino o el socialismo comunitario?; ¿cuál es el nuevo bloque económico de poder?; ¿qué es la cosmovisión andina en términos filosóficos?, etc.

Del sueño a la pesadilla

El modelo neoliberal implementado en 1985 ingresó en crisis a partir del año 2000, al no tener solución generó exclusión y violencia (guerra del agua, febrero negro y guerra del gas). Era necesario abolirlo, ya que era un cuerpo moribundo y un nuevo ciclo emergía, las condiciones objetivas estaban dadas para instaurar una revolución y saldar todas las deudas históricas.

El año 2005 Evo Morales y el Movimiento al Socialismo al ser la única fuerza política organizada logró monopolizar la demanda popular de abolir al neoliberalismo, convirtiéndola en bandera electoral, sumando a su causa a diferentes capas sociales, clases sociales, gremios y entes políticos con la consigna de Enfrentar a la Derecha Neoliberal.

Era necesario dar forma a ese movimiento puesto que hasta esa fecha el MAS – IPSP era un instrumento de lucha economicista, cortoplacista, sindical cocalero. Nunca se plantearon la toma del poder y la instauración de un nuevo modelo económico, social y político; era una cuestión accidental el término socialista del MAS – IPSP, gran debilidad y carencia que debería ser superada.

Álvaro García Linera intelectual de la clase media como iluminado "Q'ananchiri" intenta de forma aislada dar lineamientos al Movimiento al Socialismo, hablando de la gestación de un modelo de Capitalismo Andino, cimentado sobre la productividad del pequeño empresario y del comunitarismo campesino.[1]

Por su parte Evo Morales en contrasentido con su aliado clasemediero y obediente con lo aprendido del foro de Sao Paulo enarbola un programa "revolucionario" propone cambiar el modelo, nacionalizar los hidrocarburos, gestar una constituyente que reordene el papel del Estado y llevar adelante reformas económicas y de gestión social de corte socialista al estilo venezolano chavista o del socialismo del siglo XXI.

"Socialismo", sería el ropaje y retórica que usaría en adelante y hasta nuestros días el MAS, al extremo de declararse Evo Morales en las Naciones Unidas, marxista leninista.

García Linera, a su vez, con esa capacidad de versatilidad intentando siempre quedar en la historia como ideólogo o iluminado cambia su argumento y plantea el "socialismo comunitario"[2]

¿En qué se traduce este Socialismo del Siglo XXI o Socialismo Comunitario?, en términos de García Linera el Bloque de Poder Económico de 1985 al 2005 estaba en manos de: empresas petroleras extranjeras, la empresa privada nacional y los pequeños productores, lo que ocasionaba desigualdad y miseria.

Las relaciones sociales de producción de 1985 al 2005 eran antagónicas y respondían a un modo de producción capitalista (neoliberal).

¿Qué pasó entonces a partir de la ascensión de Evo Morales?, ¿se modifico el modo de producción, el sistema capitalista?. Como recurso discursivo estético y sobre todo de marketing político suena agradable oír que un nuevo modelo más justo, equitativo se instaura.

Pero lo real es, que la estructura económica y social se mantiene intacta hasta nuestros días, las relaciones sociales de producción, la pobreza, desigualdad son las mismas que las de 1985, 1990 o las del 2003, vivimos en una sociedad antagónica.

El cambio fue la personificación de la elite dominante, del Nuevo Bloque Económico de Poder, que a nombre de Pueblo y Estado un reducido sector del MAS se hizo de la propiedad generadora de capital y de los medios de producción.

El Nuevo Bloque Económico de Poder ahora esta constituido por los nuevos empresarios extranjeros, la empresa "privada" gubernamental, que tiene como fuente generadora de riqueza: a la cosa pública, la corrupción, el contrabando, el narcotráfico y el lavado de dinero. Para esto todo el andamiaje gubernamental (ministros, senadores, diputados, gobernadores, policía y ejército) a su servicio, incluida aquella oposición funcional prebendal y entreguista.

Mientras la gran masa sigue empobrecida viviendo en condiciones miserables en una crisis galopante, donde alimentarse es un privilegio y sobrevivir es el dilema cotidiano. Esto nos lleva a concluir que tanto el Capitalismo Andino como el Socialismo Comunitario o del Siglo XXI son falacias y sueños del Gobierno Masista, encontrándonos en una realidad y pesadilla llamada neoliberalismo.

Un juego de azar

La Cuestión Plurinacional.

Para aclarar este problema vamos a sintetizar previamente el concepto histórico de gens, tribu, nacionalidad y nación.

"El desarrollo de la sociedad, determinada por el desarrollo del modo de producción, engendra comunidades humanas como son la gens, la tribu, la nacionalidad y la nación"[3].

"Al modo de producción de la comunidad primitiva corresponde la gens un grupo económico – social aparte, independiente, formando por personas unidas entre si por vínculos de ascendencia común; la tribu que es la agrupación de gens con vínculos de ascendencia común establecidos en un mismo territorio, y que corresponde a un mayor desarrollo de las fuerzas productivas"[4].

Establecida estás categorías, conceptualicemos los términos nacionalidad y nación en la misma lógica.

"La sociedad esclavista era un conglomerado de tribus y nacionalidades. La nacionalidad rusa, al igual que otras del mismo país, surgió en la transición del régimen de la comunidad primitiva al modo feudal de producción"[5]

"La nación es una comunidad estable, surgida en la época del capitalismo ascensional al desaparecer la dispersión feudal"[6]

Basándonos en sentido estricto en estos conceptos podemos sintetizar y coincidir con Jorge Ovando Sanz. "la nacionalidad es una agrupación de tribus afines por su idioma y origen y que viven en el mismo territorio, que corresponde al periodo de transición del régimen de la comunidad primitiva al de la sociedad de clases"[7]. Esto quiere decir que un Estado Multinacional o Plurinacional, un Estado compuesto de grupos étnicos, tribus, nacionalidades, es un Estado Pre-esclavista, atrasado que no corresponde a las exigencias capitalistas y mucho menos a las exigencias socialistas.

Quesos, cosas, casas

"La estructura económica de la sociedad constituye en cada caso el fundamento real a partir del cual hay que explicar en última instancia toda la superestructura de las instituciones jurídicas y políticas".

Entendida la Institución Jurídica como "la Voluntad de la clase dominante hecha ley"[8], en síntesis podemos decir que si la estructura económica y social del Estado Plurinacional es antagónica, injusta y de clases, la correspondencia con la superestructura jurídica responderá a la voluntad del Nuevo Bloque Económico de Poder.

Santo pecado

La ideología impregna todas las actividades del hombre, comprendiendo entre ellas la práctica económica y la practica política. Está presente en sus actitudes: en el cinismo, la honestidad, la resignación y la rebelión. Gobierna los comportamientos familiares de los individuos y sus relaciones con la naturaleza. Está presente en sus juicios acerca del sentido de la vida.

La ideología tiene como función asegurar una determinada relación de los hombres entre ellos y con sus condiciones de existencia. "En una sociedad antagónica y desigual la ideología esta destinada a asegurar la dominación de una clase sobre otras haciendo aceptar a los explotados sus propias condiciones de explotación como algo fundado en la naturaleza, o en el deber moral"[9].

"La cosmovisión andina constituye una crítica con una clara motivación ideológica, cargada de misticismo y carente de valor científico. Es una invención más en la terminología insustancial que utiliza la clase dominante burguesa, para alejar y privar a la masa popular de la filosofía como ciencia de interpretación y la transformación de la sociedad"[10]

Planteado así, la Cosmovisión Andina concuerda a plenitud con la filosofía humanista, liberal burguesa y mucho más aún, se enmarca bajo categorías del idealismo puro de la edad media.

La "Epísteme Andina" niega la lucha de contrarios y por ende la dialéctica, el movimiento constante del hombre, la sociedad, la historia y el universo. Nos habla de un reino de armonía de los hombres, de la naturaleza y el cosmos. Una graficación exacta nos la dan Los Testigos de Jehová en su publicación "Atalaya".

El Nuevo Bloque Económico de Poder encontró el instrumento adecuado para tener adormecida a la sociedad: comiendo tostado con café, desayunando los niños coca, buscando la solución de la pobreza en el sexo de las piedras, promoviendo el cosmoscimiento y negando el conociendo.

Como conclusión de todo lo expuesto podemos afirmar que el régimen actual, conserva el viejo orden neoliberal. Eludiendo la responsabilidad ética confiada por el pueblo, arrastrando con ello una fractura social elevada de muertos y efectos perniciosos que afectan negativamente las condiciones de vida de la población y su cohesión societaria.


[1] Juguete Rabioso, Año 5, núm. 135/2005
[2] Revista de Análisis de la Presidencia de la Asamblea Plurinacional, núm. 2
[3] Engels Federico, El Antiduiring.
[4] Engels Federico, El Origen de la Familia, la Propiedad Privada y el Estado
[5] Lenin, Acerca del Estado
[6] Stalin, El marxismo y el problema nacional y colonial
[7] Ovando Sanz Jorge, El Problema Nacional y Colonial en Bolivia
[8] Marx Carlos, La Sagrada Familia
[9] Marx Carlos, Ideología Alemana
[10] Soza Soruco Jorge, El Discurso de la Cosmovisión Andina