miércoles, 29 de diciembre de 2010

El maquiavelismo-suntzuniano del Siglo 21

Guillermo Capobianco Ribera
memocapobianco@gmail.com

Nadie podía imaginar que a centenas de años de haberse proclamado en el mundo, los postulados esenciales de las obras de estos dos grandes maestros de la ciencia política, iban a tener una réplica tan desnuda y desmesurada como la que se está dando en este país.

"El arte de la guerra consiste en engañar al enemigo" dijo el sabio Chino Sunt-Zu hace más de dos milenios y todos los grandes estrategas de las grandes potencias y de las grandes guerras han seguido sus enseñanzas.

"Cuando seas débil haz creer que eres fuerte, cuando estés lejos que estás cerca" y así todos los principios de su guerra concebida como arte, discurren entre el engaño, la traición, la emboscada y el disimulo.

Para el sabio guerrero chino no existe otra manera de aplastar, de destruir físicamente hablando al enemigo de clase y a su ejército.

El principio suntsuniano fue aplicado con alevosa ventaja en Bolivia por el vice-Presidente del estado pluri; nos hicieron creer que eran demócratas y la sociedad civil hastiada del pasado votó por ellos.

El Presidente Morales investido del mando Presidencial cruzó la acera que lo separaba del edificio del Congreso hasta Palacio quemado y consumó el golpe político-militar sin precedentes destituyendo a tres generaciones de generales y altos oficiales de las FFAA.

Desde allí empezó el asombro; las FFAA fueron y son la base material armada esencial del Estado en cualquier país del planeta.

Fue una toma "pacífica" "por asalto institucional" violando flagrantemente la antigua constitución aún vigente en ese momento y todas las leyes orgánicas sobre la materia.

Desde aquel golpe institucional y sobre la base del temor institucional y de los privilegios en planillas, la cúpula gobernante hace y decide lo que bien le parece como por ejemplo el "gasolinazo" de fin de año

Las FFAA están bajo control al igual que la policía nacional como aconteció en Cobija, en Huanuni, en Uncía, en Caranavi y como se ha de operar seguramente ahora durante las movilizaciones de fines de diciembre y comienzo de enero.

El "pecado capital" del Vice García Linera y su estrategia suntsuniana es considerar como "enemigos" de la "revolución" a una supuesta clase o fracción de clase "burguesa" de oligarcas y de terratenientes afincados sobre todo en el oriente de Bolivia.


Confundió el vice a los "grupos de poder" con fracciones de clase o estamentos sociales.

En cuanto a que "el fin justifica los medios" como proclamó Nicolás Maquiavelo, el discenso fue transformado en delito contra el estado pluri y castigado mediante una represión desmesurada.

Este año que comienza y la tensión social que se acrescenta puede tener dos remates, el recrudecimiento de la represión generalizada o en su defecto el cambio en la actitud autoritaria del gobierno y su disposición a entenderse con los movimientos sociales no afectos al régimen logrando asi las bases de un Acuerdo Democrático Nacional.

¿Será esto factible en las actuales circunstancias?

Dependerá en gran medida de la amplitud y contundencia de las movilizaciones y de la correlación de fuerzas en presencia.

Tal como ocurrió el cuatro de mayo del 2008 cuando los coroneles de las FFAA se resistieron a "tomar militarmente" plazas y ciudades corriendo el riesgo de ensangrentar inútilmente a este país que comienza a hastiarse de ser "conejito de indias" de potencias extranjeras.