miércoles, 26 de enero de 2011

LOCOS ETERNOS

Luis Fernando Ortiz Daza
lufo69@yahoo.com

Cuando se habla de acabar con las broncas y aliarse por el país, ¿se está proponiendo hacia adentro o hacia fuera un cambio de comportamiento? Si esto no nos queda claro, tenemos la menuda tarea de analizar quién es el que propone y que intenciones tiene. Aquí ya no podemos aceptar el discurso del "yo no fui", votamos para que esto cambie y van 5 años que el comportamiento es el mismo. Echar la culpa al otro

Recurriendo al análisis desde un punto de vista psicosocial, tenemos que en gran parte del discurso de los bolivianos y bolivianas, somos proclives a echar la culpa de nuestros fracasos y derrotas al otro, es siempre el otro el que no me permite ser como quisiera y hacer lo que debiera. Pero mejor es empezar hablando de la percepción, es decir, el Locus de Control (LC) que es la percepción de una persona de lo que determina (controla) el rumbo de su vida. Es el grado en que un sujeto percibe que el origen de eventos, conductas y de su propio comportamiento es interno o externo a él.

El LC es un rasgo de personalidad propuesto a partir de la teoría del aprendizaje social donde se analiza los logros personales, las relaciones interpersonales y el mundo socio-político.

Locus de control interno: percepción del sujeto que los eventos ocurren principalmente como efecto de sus propias acciones, es decir la percepción que él mismo controla su vida. Tal persona valora positivamente el esfuerzo, la habilidad y responsabilidad personal. En el caso del gobierno, parece que no controla su accionar, que es influenciado por una corriente externa de pensamiento, por una filosofía de Estado integral que no es más que un Estado totalitario, fruto de elucubraciones intelectuales, que a manera de experimento social pretende ser replicado en el país.

Dentro de lo que es el gobierno, éste no valora positivamente el esfuerzo, la habilidad y responsabilidad personal, todos quienes han trabajado en anteriores gobiernos y no han jurado lealtad a este, son neoliberales, oligarcas y separatistas, perdiéndose valioso recurso humano que podría ayudar en estas circunstancias a mejorar el proceso de cambio.

Locus de control externo: percepción del sujeto que los eventos ocurren como resultado del azar, el destino, la suerte o el poder y decisiones de otros. Así, el LC externo es la percepción de que los eventos no tienen relación con el propio desempeño, es decir que los eventos no pueden ser controlados por esfuerzo y dedicación propios. Tal persona se caracteriza por atribuir méritos y responsabilidades principalmente a otras personas.

En el caso del gobierno nacional se atribuyen las responsabilidades principalmente a quienes gobernaron en el pasado y patológicamente se resta los méritos que han tenido algunos para llegar a donde estamos con economía sólida a nivel macro y con inclusión mediante. Ejemplifiquemos lo del locus externo: Son los peruanos quienes tienen la culpa del tránsito de droga por nuestro territorio, es el General Banzer y Víctor Paz Estenssoro los que han inventado las subvenciones de los carburantes y causantes del "gasolinazo". Son los separatistas de la "Media Luna", los del MSM, cebras y frutillitas los agitadores del descontento popular.

No quieren acordarse de que la Ley de Hidrocarburos del 2005 y no la nacionalización hicieron posible que aumenten las reservas del BCB, que fue el gobierno de Carlos Mesa el que empezó a cosechar los resultados de una política exitosa en economía aún vigente, que fue el compro boliviano el inicio de la bolivianización de la economía. Que los ingresos por la exportación se dan en el primer año de gobierno de Evo, cuando estaba la economía con piloto automático. Que las autonomías nacen de un proceso profundo iniciado con la Participación Popular. Que el desprendimiento y la cordura hicieron posible que hoy tengamos un mejor gobierno con inclusión social o ¿acaso no renunciaron a un derecho constitucional Hormando Vaca Diez y Mario Cossío?. ¿Los referendos no son obra y gracia de otros?