sábado, 1 de enero de 2011

LOS IRRESPONSABLES

Dante N. Pino Archondo
napucopino@gmail.com

Creo que debemos referirnos a la filosofía de la responsabilidad, como base para explicar lo que aconteció al abrogar el D.S. 0748 que eliminaba la subvención a la gasolina y el diesel. Ha sido la demostración más contundente de que no tenemos un gobierno, entendiendo como tal, a una administración de la cosa pública, lo que tenemos es un conglomerado de dirigentes sindicales que miran a Bolivia como su hacienda y que creen que gobernar es bailar al son de lo que ellos deciden.

Cuanto mayor autoridad tienes y mayor libertad de acción posees, mayor es tu grado de responsabilidad, es decir la responsabilidad va de la mano de la autoridad que invistes. Pero además de ello, cuanto más conocimiento tienes y sabes más por tu preparación de lo que haces, mas responsable eres.

Si esto es así. Evo Morales tiene menos preparación y conocimiento científico que García Linera, pero tiene más autoridad que él. Así que si tratamos de entender el hecho de que García Linera salga a anunciar la eliminación de las subvenciones a la gasolina y diesel, aduciendo que esto no es posible sostener por razones de Estado y que antes de hacerlo tuvo que darle su conformidad a Evo Morales, y decirle que estaba de acuerdo con lo actuado por sus Ministros, que entre otras cosas, dirige y ordena él, antes que Evo y luego con la misma facilidad con que anunció la medida resuelve anularla, es que estamos ante una autoridad que no actúa en correspondencia con su conocimiento y que ha engañado al que menos sabe, con premeditación.

Álvaro García Linera no es honesto ni con Evo Morales ni con el pueblo al que dice defender. Y Evo Morales hace uso de la autoridad con absoluta ignorancia, lo que por una parte, lo convierte en un Presidente peligroso y por otra en un prisionero de su Vicepresidente, y asesores extranjeros, no digo de sus Ministros, con excepción de dos: Villegas y Arce, ya que los demás son tan poco instruidos como Evo Morales.

Estamos ante dos personajes: uno con autoridad sin conocimiento y el otro con autoridad y conocimiento, ¿quién es más irresponsable cuando se toman malas decisiones?. Pero además de esto, al final ¿no es todo el gabinete el que firma un decreto y no son todos responsables de lo que hicieron?, ¿y si el Presidente ahora manifiesta su disconformidad con lo que hicieron no deberían renunciar, todos, al menos por dignidad?

Ahora el pueblo sabe que tenemos como gobierno a un equipo de ineficientes, sin idoneidad y predispuestos a firmar cualquier cosa sin tener idea de lo que hacen, por qué lo hacen y para qué lo hacen. ¿Podemos confiar en ellos cuando prometen: industrializar, mejorar la vida de los pobres y no ser corruptos?

¿Y en que queda ahora los ofrecimientos de incremento salarial, de dinero para riego, y todo el paraíso que se dijo íbamos a tener con esta medida? En nada pues. Lo que se nos está diciendo, es que el contrabando seguirá campeando, la corrupción igual, y que seguiremos comprando diesel caro para venderlo barato. O sea, que la responsabilidad de la que se habló, se convierte en la irresponsabilidad de siempre. Esto, según el propio gobierno, que dijo que el mantenimiento de la subvención era una medida neoliberal, y que ellos como revolucionarios estaban terminando con el neoliberalismo, los convierte por su propia definición en lo que niegan ser: neoliberales, o como dice mi amigo Voltio desde España, en etno-neoliberales.