jueves, 24 de marzo de 2011

Evo Morales : "quieren tumbar al indio"

Yesid Chacho Mariaca
ymariaca@yahoo.com.ar

Tengo la seguridad acerca del desmoronamiento que sufre el gobierno de E.Morales, incluso anidado por sus deseos de intemporalidad. Este, no solo por los síntomas presentes sino por circunstancias propias a nuestra historia política, ha ingresado en su fase terminal.

El asunto es de otra catadura y no sujeto a lo especulativo: como el término previsto para la finalización del período constitucional --que será en 2014-- y la imposibilidad de la reelección presidencial, dada las derrotas que va sufriendo su intemporal manera de sorprender a los bolivianos con discursos que van de extremoa a extremo (si escuchamos su discurso en la plaza Avaroa y luego nos remitinos a los archivos de dos meses atrás, entenderemos) cuyos modos son caracteríscticos de éste, presidente además de las 6 federaciones de Cocaleros. -Ésos que nutren al narcotráfico con coca excedentaria-

El decrecimiento del favor social hacia el proyecto "neosocialista" o "neofascista" de E. Morales, sus símbolos, su lenguaje, sus mitos movilizadores "si acaso le sirvieron" fueron rendidores dentro de un espacio temporal y generacional que hoy ya es otro. Su lenguaje es irreconciliable con los símbolos y signos de comunicación de nuestro país.

El catecismo de los 80', ese que contaminó y movilizó a pléyades estudiantiles en América Latina hasta el punto de empujarlas hacia el Holocausto de las guerrillas, no es digerible ni traducible, ni entendible por los actuales lamedores del azucar del poder, falaces socialistas del siglo XXI, sólo saben y comprenden las palabras que se transmiten por las autopistas globales de la información, de sus sicarios encaramados en el nueno min. de comunicación a la cabeza del traductor del cocalero, Canelas.

Si no fuese cierto este diagnóstico no se explicaría porqué el país le perdió el respeto y el temor a Morales y sus terroristas. O que recién a su ministro S.Llorenti, y otros fieles del gobierno los actos de corrupción y narcotráfico, ademas de Caranavi y otros, hubiesen señalado con dedo firme, también a la fauna presidencial por hechos graves que deberán ser investigados y sancionados en lo que resta de marzo 2011.

Para colmo un general de la policía de los que siempre traicionan a su institución y la patria, fue encontrado traficando cocína en Panamá, luego de cometer estos ilícitos seis meses atrás, lo que demuestra que, parafrasenado siempre a E. Morales, "nadie quiere tumbar al indio", "el indio se está tumbando solo"

Vamos por la cuarta vez que desteje lo maltejido ... El barco del poder, por lo visto, otra vez hace aguas.