miércoles, 16 de marzo de 2011

LA EXPULSIÓN DE USAID

Eduardo Campos Velasco
eduardocamposdc@yahoo.es

El gobierno central, luego del escándalo que ha provocado la detención de Gral. Sanabria en Panamá (involucrado en el tráfico de cocaína) y después de haberse constatado que la unidad de inteligencia de lucha contra el narcotráfico del gobierno, estaba involucrada en envíos de droga, pretende soslayar su responsabilidad, esta vez, indilgado a la asistencia técnica estadounidense (USAID) de ser la responsable de actividades de espionaje que estarían destinadas a desprestigiar la administración de Evo Morales.

Francamente se trata de una tergiversación muy interesada que pretende involucrar a la asistencia técnica estadounidense, muy provechosa para cientos de productores agropecuarios en nuestro país, con organismos como la DEA y la CIA, que cumplen otras actividades.

USAID en Bolivia, viene apoyando varios emprendimientos productivos que han alcanzado niveles excelentes de competitividad a nivel internacional, lo que esta permitiendo de varios de esos productos sean exportados a varias partes del mundo. Ahí esta el caso del café de altura, que se produce en los yungas, que esta catalogado entre los mejores cafés del mundo; similar situación sucede con otros productos, como los chocolates, la cebolla dulce, los ajíes, los vinos, etc. Emprendimientos, que de no contar con la asistencia técnica de USAID, no hubieran alcanzado los niveles de competitividad que actualmente tienen.

Antes que pensar en la saludad de USAID, lo atinado, lo responsable seria gestionar que esa ayuda norteamericana se acreciente, para de esa manera favoreces a más sectores de productores bolivianos. Como todos sabemos, las exportaciones de Bolivia están básicamente compuestas por materias primas (minerales y gas) y los productos no tradicionales, entre los cuales se encuentran, varios de aquellos que cuentan con la asistencia técnica estadounidense, aún son incipientes. Ojala que a futuro, la producción, principalmente de alimentos, pueda alcanzar los niveles que tienen en otros países, situación que contribuye a la seguridad alimentaria (en lo interno) y a mejorar los niveles de exportación (en lo externo). Esa producción es la sostenible, esas exportaciones son las que generan empleo y riqueza.

Por otra parte, USAID, no solo esta prestando asistencia técnica al sector agropecuario, también se conoce que lo hace al sector de salud, mediante los consultorios de PRO-SALUD, que se encuentra en varias ciudades del país; mismos que se constituyen en una alternativa de calidad y bajo costo en la atención medica.

Resulta pues un venganza infantil, pretender cobrara las facturas por las acciones de la DEA en nuestro país, expulsando a USAID, cuando todo indica que los efectivamente perjudicando serán los cientos de productores agropecuarios bolivianos que se benefician de esa asistencia.

Bolivia, antes que seguir malogrando su relación con los Estados Unidos y otros países del mundo que no comulgan con la visión política ideológica del gobierno, debe mejorar su relacionamiento con todos aquellos organismos de cooperación técnica que tanta falta nos hacen para desarrollar nuestras capacidades de producción.

Francamente la actitud de gobierno en este caso, es semejante al rodillazo del presidente en el futbol. Lo lamentable es que "el golpe" esta dirigido a cientos de productores bolivianos que son las victimas de la venganza del gobierno contra los Estados Unidos.