martes, 12 de abril de 2011

¿Dia del niño?

Cynthia Perou G.
cynthia_perou@hotmail.com

"Garantizar el acceso de las personas a la educación, a la salud y al trabajo" Articulo 8 numeral 5 de la CPE.

Los periódicos hoy informaban que hay dos millones de niños en Bolivia que viven en la pobreza. Hace algunos años cuando la gente añoraba un tiempo en su vida, era común escuchar que el tiempo de la infancia era aquel que volverían a vivir; hoy el 47% de nuestra población son niños y adolescentes que están desamparados, por un Estado ausente y el 27% de ellos no tienen tiempo de aprender el himno al mar, porque ya están en las calles trabajando; seguramente en unos años, sin oportunidades de trabajo, en el extranjero y con las consecuencias de una mala alimentación, no será exactamente la infancia aquel momento para revivir.

El Estado Plurinacional debe 63.000.0000 de dólares a la caja de salud, que ahora quiere cerrar, haciéndose al loco con la cuenta, seguramente ese dinero podría ayudar a que no solo el 10% de nuestros niños acceda a tratamiento médico. Claro que es fácil hacerse de la vista gorda, cuando a uno lo atienden médicos extranjeros, en clínicas privadas. Por cierto ¿La Clínica Cubana tendrá un acuerdo con la Caja Nacional de Salud?

Un millón de niños son maltratados física y psicológicamente, y estoy segura que las repetitivas y paranoicas propagandas gubernamentales, acerca de los malos neoliberales y los cuasi Santos (Ramírez) masistas, aunque ya suena a cuento de hadas, no es paliativo alguno para una realidad que deja secuelas y heridas de por vida. Pero claro poner spots al aire, para hablar mal de "los otros" en este país tan bondadoso seguro es gratis.

1400 niños viven con sus padres en cárceles, porque no tienen a quien más recurrir, pero en el nuevo y ambicioso proyecto del penal de Chonchocoro de 4 millones de dólares, no existe un pabellón familiar. De escuelas ni hablar, mientras escribo la presente y sin que sea sorpresa para nadie el magisterio urbano y rural está en paro, porque tampoco se puede negar que ante una inflación apabullante, un incremento de 10% en quien gana 150 dólares al mes, no alcanza para nada, n siquiera para comprar abejas para las mieles presidenciales.

Los productores de leche han salido a las calles reclamando un ajuste al precio de su producto, mientras la empresa estratégica boliviana "Lacteosbol" que nos dotará de leche a precios económicos, no sale de su fase experimental desde hace ya unos buenos años. Escuche que a "Cartonbol" le va mejor, pero todavía se nos hace muy seco tragar cartón puro.

Cada año veo como el día del niño es una ocasión más para la propaganda gubernamental, para hablar del futuro del país que ellos están asegurando, para hablar de los maravillosos proyectos que garantizarán a la niñez prosperidad, pero nadie habla de los niños del presente, ni de si infelicidad.

Las cifras sobre la infancia en Bolivia y sus problemas son tenebrosas, sin embargo el Estado, cuya labor fundamental es velar por sus ciudadanos, solo se dedica a apagar incendios que ellos mismos crean, cortinas de humo que pretenden nublarnos la vista, circos que ni siquiera nos hacen reír. La Constitución Política del Estado de 2009 está vigente, tal vez deban releerla aquellos que con tanta pasión la promovieron, porque nada es para siempre y un día podría ser su sentencia.