lunes, 4 de abril de 2011

EN LA OSCURIDAD DE LA PRAXIS

Lavive Yáñez Símon
lavivey@hotmail.com

"Ellos no pueden quitarnos nuestro autorrespeto si nosotros no se lo damos" Gandhi

Creer al gobierno es carecer de conocimiento, de verdad y de demostración alguna. Sus discursos son un insulto a la sensibilidad e inteligencia. Si bien los seres humanos estamos condicionados por el medio en el que vivimos, tenemos un ser fuera de esas vivencias perversas, un ser interno que descubrimos en el acto moral, que nos impulsa a obedecer lo que sentimos como ley interior, inmutable, trascendente, y guía correctamente nuestras acciones.

"Bolivia Cambia, Evo Cumple", Hermoso slogan, que en sus inicios esperanzadores fue efectivo para los intereses electoralistas del MAS, porque aún, el pueblo, no conocía el valor actitudinal de Evo Morales y su equipo de estrategas del poder. Hoy, los ilusionistas del gobierno ya no engañan a nadie con discursitos amañados como "SABEMOS LO QUE ES LA TORTURA Y LA RECHAZAMOS MORALMENTE", porque como reza el dicho "POR SUS ACTOS LOS CONOCERÉIS", son demasiadas y crueles demostraciones para no afirmar que en Bolivia, la violencia se ha instaurado como un paradigma nacional.

La petición de Rojas (achacacheño, degollador de perros), de instaurar la tortura en las investigaciones, ha conmocionado al país, yo lo interpreto como un show de los tantos que hace este gobierno para distraer la atención de lo verdaderamente urgente, hambre, narcotráfico, corrupción, delincuencia, que azotan al pueblo. ¿Dónde queda el artículo 15. inc. III de la tan "respetada" Constitución Política del Estado en los (asesinatos) del Hotel América, en la (degradación humana) que causan a las personas con detenciones ilegales, ej; Leopoldo Fernández; el (sufrimiento psicológico) por el hacinamiento y el hambre que sufren los presos; policías volteadores, jefes de inteligencia narcotraficantes, narcoamautas, clan Terán (protegidos), entre otros tantos delitos que han disminuido la popularidad del seudo-izquierdismo gobernante?

Por todos esos antecedentes es que veo con desconfianza toda acción del gobierno, aquellos compromisos de adoptar mecanismos de prevención contra la tortura y otros tratos inhumanos o degradantes son parte de la demagogia y el cinismo de quienes hoy dirigen el país;.en el entendido, que las circunstancias difíciles suelen dar origen a cambios de paradigmas, a marcos de referencia totalmente nuevos, a través de los cuales la gente ve el mundo, se ve así misma, y ve a los otros; por tanto "Bolivia Cambia, Evo Cumple" es solo un slogan, un fiasco más, para los ingenuos que creen que judicializando la política se logrará la paz y el desarrollo de los pueblos.

Todos corean la destitución del Senador Rojas porque propuso legalizar las violaciones a la Constitución, esto no debiera sorprender cuando vemos que la dominación por el terror, y el amplio uso de las prácticas arbitrarias e inhumanas nos gobiernan. En otras palabras, el gobierno nacional optó por la violencia y la degradación humana, por lo tanto, el pueblo humillado, torturado es el llamado a destituirlo.