viernes, 8 de abril de 2011

MITOS Y REALIDADES DEL NIÑO BOLIVIANO

Pepe Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Preguntas necesariamente comprometedoras:

Qué sensación ha sentido usted cuando estando en un local público se le acerca un Niño(a) con una tarjeta que dice: "Soy sordomudo, colabóreme comprando esta tarjeta"?

Qué pensamiento ha tenido usted cuando estando en un microbús o colectivo ve ingresar dificultosamente una madre con tres o cuatro hijos con visible ausencia del marido y cargando la responsabilidad al hijo mayor para que cuide durante el trayecto a los hermanitos?

En qué ha pensado usted cuando se le acerca un niño lustrabotas que difícilmente puede hablar de corrido y que su edad muestra sus apenas 9 años ofreciéndole su servicio por sólo Bs. 1.-?

Cree usted que un bono solidario de los que acostumbra el gobierno, luego de cobrar el efectivo, el padre o madre cumple minimamente con la finalidad planteada?

Ahora exquisita y prometedora legislación:

Artículo 58. CONSTITUCION POLITICA DEL ESTADO

Se considera niña, niño o adolescente a toda persona menor de edad. Las niñas, niños y adolescentes son titulares de los derechos reconocidos en la Constitución, con los límites establecidos en ésta, y de los derechos específicos inherentes a su proceso de desarrollo; a su identidad étnica, sociocultural, de género y generacional; y a la satisfacción de sus necesidades, intereses y aspiraciones.

Articulo 1°.- CODIGO DEL NIÑO, NIÑA Y ADOLESCENTE

El presente Código establece y regula el régimen de prevención, protección y atención integral que el Estado y la sociedad deben garantizar a todo niño, niña o adolescente con el fin de asegurarles un desarrollo físico, mental, moral, espiritual, emocional y social en condiciones de libertad, respeto, dignidad, equidad y justicia.

Obviamente los creadores de la ley, sabios en sus conocimientos, eruditos en vivencia de campo, sabedores de la realidad extrema, sensibles en la interpretación de la norma positiva, empáticos con realidades abrumadoras, adalides del "ser" y "deber ser" han redactado la ley acercándose casi a una realidad onírica.

Mientras tanto nos acercamos al martes 12 para festejar el Día del Niño. Para el efecto, pan y circo presentado bajo diferentes modalidades: Eventos al aire libre, competencias deportivas, inauguraciones, discursos alusivos, publicaciones obsequios, regalos ampliamente publicitados, algún político falsario y embustero haciéndose el humilde lustrando zapatos en un lugar masivo y canales de televisión que presentan a niños como marionetas haciendo algún malabar, todo por llenar su programa de la mañana. ¡Tan sabios, tan prudentes!

Pero no visualicemos el contexto como vemos nuestras aspiraciones a retornar al mar. ¡ No! Los gobiernos municipales y organizaciones privadas conocen el tema y lo encaran en el difícil día a día. En el contexto estatal, con menguada infraestructura, personal en proceso de aprendizaje pese a la alta rotación y constantes cambios merced al vaivén político, en el ámbito privado, ONGs cuya área de intervención es específicamente la niñez, nos dan un respiro ante tanta infelicidad.

Comedores infantiles, centros de acogida, orientación psicológica, servicios integrales de salud, consejería familiar son entre otras las ofertas silenciosas de entidades que viven para y por los niños. Usted amable lector debe interiorizarse cuales son, dónde están ubicadas, cual su misión. Porque más útil será anotarle en un papelito la dirección cuando un niño o niña le ofrece un producto a momento de que usted nota sus ojos enrojecidos o una carita con visibles castigos y explicarle detenida y pacientemente dónde puede ir y que beneficios obtendrá.

Dejemos de lado esa actitud de benefactores indiferentes y estupidamente solidarios dando algunas monedas o comprando algo todo por deshacernos de ese momento incómodo de un niño mugriento que de seguro, se antoja de comer un pollo, una hamburguesa, un lomito o finalmente un pan no importa sin te o café. Si puede ayudarlo y colaborarlo ¡hágalo!. Si puede darle unas monedas ¡entréguelas!. Si puede costearle lo que usted está consumiendo y ordenar al mozo o mesero que le sirvan lo propio en otra mesa ¡hágalo! .

Todos los días en Bolivia hay miles de niños pidiendo limosna, niños que ven peleas fratricidas entre sus propios padres, niños que solo tienen mamá que hace también de papá pero que se sobrepasa en castigos corporales, niños que ignoran que su mamá que viajó a España esta trabajando en un cabaret o burdel, niños que reúnen unos "quintos" o monedas y van a comprar clefa para su uso instantáneo, niños pequeños de "familias bien" que casi no conocen a su mamá porque ésta se encuentra en fiestas, eventos sociales o político partidarios y el padre viviendo la vida de un flamboyán despreocupado y machote conquistador.

No nos dejemos obnubilar con un día elegido por razones contractuales. Los niños deben tener 365 días para quererlos, amarlos, mimarlos o simplemente ejercer la paternidad irresponsable con el consiguiente castigo moral a mediano plazo haciendo de "papá domingo" o pretendiendo controlarlos por teléfono celular como si esto supliera la presencia tutelar.