domingo, 17 de abril de 2011

TRAICIÓN Y ENGAÑO A LOS TRABAJADORES BOLIVIANOS

Lic. Julio G. Alvarado A.
julgas@gmx.net

La ciudad de La Paz, sede de Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia, parece una ciudad sitiada, explosiones de cachorros de dinamita, bloqueo de las calles por los trabajadores desde hace más de dos semanas, bloqueo de las carreteras y marchas de protestas en las 9 capitales de departamento de Bolivia.

¿Por qué toman los trabajadores bolivianos estas medidas?

Por mejores salarios, ya que el poder adquisitivo de sus ingresos han caído. La inflación del año 2010 fue de 7.18% y la inflación de los 12 últimos meses hasta marzo de 2011, ha llegado a 11.11%. Naturalmente, que estas estadísticas no reflejan el verdadero incremento de precios, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) manipula las estadísticas y la población ya no cree en esa información.

¿Sin embargo, qué significa que las estadísticas oficiales señalen que la inflación de los 12 últimos meses haya alcanzado el 11.11%?

Esto significa que la oferta del Gobierno del Presidente Evo Morales de aumentar un 10% a algunos sectores de trabajadores ya no es suficiente, la inflación ya "se ha comido" al incremento salarial.

El Gobierno está solicitando a los trabajadores que le digan de dónde va a sacar esos recursos económicos para el aumento salarial. Durante cinco años el Gobierno del Presidente Evo Morales manejaron en forma irresponsable 430 mil millones de bolivianos o unos 61 mil millones de dólares. Durante esos cinco años no solicitó a nadie que le haga sugerencias de cómo utilizar esos millonarios recursos y ahora que debe aumentar sueldos y salarios, cambia de posición, engaña a los trabajadores y les pide que le sugieran las fuentes de ese financiamiento.

El Gobierno del Presidente Evo Morales debe ser serio y responder a los trabajadores sin pedirles que le señalen la fuente de financiamiento, así como manejo los recursos públicos, solo en forma omnipotente.

La solicitud del Gobierno tiene una intención, desea que los trabajadores sean corresponsables de las medidas económicas antipopulares que tiene que tomar para cubrir el déficit fiscal.

¿Se pronosticó el déficit fiscal?

Sí, ya el 24 de junio de 2010, alertábamos al pueblo de Bolivia que el Gobierno iba a tener un déficit presupuestario de 650 millones de dólares (véase El Diario 24 de junio 2010, Tercer Cuerpo, página 2: "Subvención del diesel puede ocasionar un déficit fiscal"), seis meses después el 26 de diciembre de 2010 el Gobierno del Presidente Evo Morales aprobó el Decreto Supremo Nº 748, la justificación fue que el país gastaba 660 millones de dólares por gasolina y diesel. Nos habíamos equivocado en 10 millones de dólares.

Nuevamente estamos advirtiendo

Ahora, alertamos nuevamente al pueblo de Bolivia, el Gobierno tiene que tomar medidas económicas antipopulares para cubrir el déficit fiscal y con mayor razón para pagar el incremento salarial, por eso quiere comprometer a los trabajadores para que ellos asuman la responsabilidad política de las nuevas medidas económicas que debe tomar.

El único responsable de la situación económica del país es el Gobierno del Presidente Evo Morales, solo él debe buscar las fuentes de financiamiento para el incremento salarial, ya que no es ético ni moral, que el Gobierno decida irresponsablemente el gasto de 430 mil millones de bolivianos durante cinco años y ahora que ha comprometido los recursos públicos principalmente en gasto no productivo, apele a los trabajadores para que ellos asuman el costo político de las medidas económicas.