miércoles, 6 de abril de 2011

CHAT Nr 2

En el próximo Chat del AULA LIBRE vamos a conversar y discutir sobre la COCA

abre y visita el chat, participa o pregunta

entrar al chat
martes 12 de abril de 2011, a las 11:00 hrs.

lo vamos a hacer bajo el precepto que propone nuestro entrevistado Pablo Rivero Morales*:



La hoja de coca opera como un artefacto político, socialmente construido, en la reproducción de un discurso poscolonial.


La coca es una planta nativa de los Andes. Se ha cultivado, comercializado y consumido desde hace siglos y ha estado presente económica, social y culturalmente en la historia prehispánica, colonial y republicana de Bolivia. El consumo de la hoja, “tradicionalmente” atribuido a los mineros, indígenas y campesinos -en términos de lo que se conoce como “la masticación” de coca y en su ritual empleo, se ha expandido sus fronteras llegando a urbano-mestiza de la población.

Sin embargo en las últimas décadas, en la génesis del proceso de gestación del Estado Plurinacional, la coca ha intervenido en la construcción del discurso de lucha y reivindicación de los pueblos indígenas en tanto artefacto ritual y político. La hoja de coca es 'reconstruida' y sus relaciones simbólicas reinventadas para ser empleada como un dispositivo ambiguo y poderoso para la práctica política ritualizada con la intención de retar las relaciones de poder, en Bolivia y a escala internacional.


En contraste y directa implicancia a estas características, la coca es también la materia prima para la producción de clorhidrato de cocaína, actividad ilícita que afecta directamente a toda la Región, generando violencia, violaciones de los derechos humanos, levantamientos y confrontaciones políticas.


Asumiendo la complejidad del escenario, y más allá de sus intrínsecas características comerciales, conviene además observar a la coca como un "libertador", un producto natural que ha ido progresivamente "adquiriendo", y “reproduciendo” significados ideológicos y políticos que se nutren de procesos productivo-colectivos y sindicales, culturales, rituales, simbólicos, míticos, sociales y económicos.


Por lo tanto, la hoja de coca se distingue como un complejo “producto cultural” que intercede en la narrativa, en las prácticas socio-políticas colectivas y experiencias comunes en el pasado y el presente, en la memoria larga y la memoria corta, de las relaciones económicas, el comercio y el intercambio simbólico de intersubjetividades, constituyéndose en un factor de transformación sociopolítica y económica.



abre y visita el chat, participa o pregunta

entrar al chat
martes 12 de abril de 2011 a las 11:00 hrs.

*
Pablo Andrés Rivero Morales, es Cientista político por la Universidad Nuestra Señora de La Paz (Bolivia) y Máster (con distinción) en Comunicación Política Internacional, Cabildeo y Campañas Políticas por la Universidad de Kingston (Inglaterra). Ha sido facilitador del programa Focuss.Info de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Rotterdam (Países Bajos) y gestor de Comunidades Virtuales en el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Es docente e investigador en la Universidad Nuestra Señora de La Paz (Bolivia) donde desarrolla su investigación en prácticas políticas ritualizadas y la construcción social de artefactos políticos. Es además consultor en temas de Web 2.O y TICs para el desarrollo.