lunes, 2 de mayo de 2011

DE GOBIERNO INEFICIENTE, FRACTURAS SOCIALES Y BLOQUES POLITICOS

Carlos Hugo Laruta Bustillos
chlaruta@hotmail.com

En declaraciones a la prensa el vicepresidente García Linera señaló que "el reciente conflicto boliviano COB-Gobierno reveló la contraposición de dos bloques políticos, uno que maliciosamente llamó "restaurador del viejo orden" y otro que llamó "defensor del nuevo orden político económico". En el segundo bloque colocó al movimiento indígena campesino del Pacto de Unidad (CSUTCB, CIDOB, CONAMAQ, FNCB, FNMC-BS) y "a los vecinos, gremiales, transportistas, proletarios, mineros, fabriles, cooperativistas, y los sindicatos de las estatales YPFB y la Empresa Nacional de Energía." Es decir todas las cúpulas dirigenciales MASistas.

El otro bloque incluiría a los partidos Unidad Nacional y a Convergencia, e incluso añadió inadecuadamente a su sempiterno aliado el Movimiento Sin Miedo de Juan del Granado, que sigue actuando sin criterio democrático propio en el Parlamento. Añadió a este bloque a los más de 100 mil maestros urbanos y rurales, a los más de 100 mil médicos, enfermeras y asistentes trabajadores en salud, y a otros centenares de miles de asalariados urbanos del transporte, los servicios, y los asalariados rurales agrícolas y de la agroindustria de las ciudades capital y de las ciudades intermedias de Bolivia. Gran bloque sin duda. Pero veamos lo que el Vicepresidente no quiere decir.

Un bloque social amplio sustentó la gestión política de Evo Morales en sus 2 periodos de Gobierno (2006-2008 y 2009-2011). Pero, después de abril 2010, las organizaciones sociales de base urbana iniciaron su separación de Evo Morales y el MAS. Lo testimonian las movilizaciones de mayo de 2010 en las ciudades por la desatención de reclamos económicos sectoriales, el inadecuado manejo gubernamental de las demandas potosinas y la masacre de Caranavi con responsables oficialistas como Surco y Llorenty.

Diciembre de 2010, marca ya la fractura de ese otrora gran bloque social. El desencanto se irradió masivamente y los asalariados urbanos sintieron el descontrol de precios y la escasez de alimentos. Y esto, por sus efectos regulares llegó al área rural, donde la economía campesina sintió de modo más grave aún el impacto del incremento de precios. El MAS sabe que esta fractura es el primer paso importante para que se construya luego una alternativa electoral. Esto, también explica su acción temprana por desprestigiar y eliminar políticamente a Samuel Doria Medina, que según las encuestas conocidas le pisa los talones a Evo en todo el país. Después de 4 años de control total y absoluto por parte del MAS, las bases de las organizaciones ya no quieren propaganda. Quieren pan y justicia y perciben que ya no es con el MAS/MSM y Evo Juan que lo van a obtener. Dos botones de muestra.

La FEJUVE de El Alto –que es parte de CONALCAM- es el caso más radical en un lugar donde Evo obtenía el 90 % de apoyo. Rubén Paz, actual ilegítimo Presidente, es cuestionado por que continúa la movida del MAS para mantener cooptada la FEJUVE a los intereses del Gobierno, operados a través de los dirigentes barriales del MAS. Pero ya se conformó otro bloque vecinal que propugna la independencia de esta gigantesca organización para representar adecuadamente y con transparencia la agenda propia de los alteños, hospital de segundo nivel, terminal bimodal, fomento a los emprendimientos alteños que generan fuentes de trabajo, agenda incumplida por el Gobierno.

En los YUNGAS, donde el apoyo a Evo era enorme, la división de sentimientos es notoria. Alegría parcial por la reciente entrega a cargo de FONADAL de la electrificación en Yanacachi, Chulumani, Irupana, Coripata y Coroico, pero incertidumbres sobre los proyectos productivos que ofertó el Fondo Indígena y los 300.000 dólares por municipio para agua potable y riego del Programa MI AGUA. Pero desde 2010, también hay un gran descontento debido a obras no realizadas como el asfaltado Huancané-Chulumani ofertado el 2008, la planta de industrialización de coca en Irupana ofrecida el 2007, y debido a la elevación de precios de los pasajes y alimentos después del gasolinazo. Pero lo que causa verdadera molestia es el cambio de política del MAS sobre la coca: promocionó irresponsablemente el descontrol en el aumento de cocales y ahora retorna a los ímpetus erradicadores de la coca excedentaria que tuvo el general Banzer.

Entonces, dice bien el Vicepresidente. Hoy hay ya dos bloques sociales en Bolivia. Uno, cada vez más chico, permanece con el MAS. Otro, cada vez más grande, busca un nuevo liderazgo político transparente y con capacidad de conducir la economía nacional y realizar la transformación productiva que otorgue bienestar (suma jakaña) a todos los bolivianos.