miércoles, 18 de mayo de 2011

Los buenos Abogados seran nuestra ultima esperanza!!!

Andrés Ortega
pensardiferente@gmail.com

SEÑORES COLEGIOS DE ABOGADOS DE BOLIVIA Y SUS DEPARTAMENTOS

Hoy como nunca en la historia de Bolivia y en la historia del Derecho, la justicia Boliviana esta en una encrucijada: optar por el sueño democrático de la independencia de Poderes o por la definitiva sumisión al Poder Político.

Es imposible ignorar todas las deficiencias de la justicia Boliviana, que ha derivado en la desconfianza de los ciudadanos, sobre todo de los más pobres, por las injusticias y terribles errores que algunos miembros de la justicia han cometido, con la venia del poder de turno.

Hoy era el momento para saldar esa deuda con la historia, hoy era el momento para decirle al pueblo que la justicia en Bolivia cambiará, hoy era el momento de consolidar el Derecho Constitucional de ser todos iguales ante la Ley.

No es necesario explicar las incongruencias de la reglamentación para el proceso electoral en el Órgano Judicial, sobran los argumentos legales y constitucionales para objetarlo.

Pero pese a todas las observaciones, a todas las violaciones constitucionales, pese al uso del rodillo parlamentario, los abogados de Bolivia tienen que demostrar que su amor por la patria es mucho más grande que las comodidades, las dificultades, o el miedo.

Les pedimos a ustedes que puedan elaborar en el transcurso de esta semana una lista con los mejores abogados en las diferentes áreas del Derecho, que no solamente puedan, sino que deban presentarse a este proceso electoral, sin importar los resultados, porque hoy no existe ningun tribunal que pueda oir nuestros alegatos.

Ya que, si los mejores abogados del país se presentan y son eliminados por el rodillo parlamentario, seria la prueba clara y contundente que muestre las verdaderas intenciones, de un gobierno que busca el poder total, destruyendo la oportunidad de tener por primera vez en la historia Boliviana una justicia que no esté a merced de los poderosos ni de coyunturales procesos sino que por encima de todo responda a la Ley en búsqueda de la Justicia.

Este llamado es nuestra última esperanza, si no es atendido, los bolivianos quedaremos en indefensión y no tendríamos por quien votar el 16 de octubre.

Bolivia se los agradecerá.