jueves, 19 de mayo de 2011

Subordinación, constancia y corrupción

Wilson Santamaría
Santamar20@hotmail.com

Cuando apareció la famosa camioneta clonada, varios se sonrojaron diciendo "hay como es posible" y esto y el otro en la policía, pretendiendo evadir la triste realidad que vive este país, púes no es nuevo el tema de placas clonadas, y mas allá esta el circulo o la red creada con gente que tiene nexos en el RUAT que emite la tercera placa para estos autos mas su ingreso irregular al país son temas que abren la puerta a uno docena de discusiones que tendremos algún rato que abarcar...

El general Farfán que para muchos fue premiado por su acción represiva, en el caso Caranavi ( para otros como yo desproporcional , arbitraria y abusiva además de ser objeto de proceso legal) fue ascendido al cargo máximo en la Policía Nacional, nada más y nada menos que su comandante general, desconozco sus antecedentes y su hoja de vida institucional, que "debe ser intachable", lo curioso es que tras su posesión fue denunciado por ordenar irrumpir en un domicilio particular para beneficiar a parientes, y seguidamente después se estrelló contra Amalia Pando, por un comentario vinculado al tema anterior...

Los días otorgados a este comandante, para erradicar la corrupción en el día de su posesión fueron otorgados con vehemencia por el presidente Morales, quien ilusamente o con la ingenuidad que lo caracteriza, lo menciono en su discurso….. vaya sorpresa 64 días después se encuentra con el caso de las placas clonadas, que también lleva varias interrogantes:

Primero como es que la policía habiendo encontrado más bien siendo denunciado un vehículo por placas clonadas, por el dueño real, al encontrárselo en sus narices, la Policía en Diprove, le dice a quien conducía el vehículo que traiga al aparente dueño y se "tome el tiempo necesario", el cabo Loza de quien se encontró su credencial, se fue pancho a su casa y además se toma varios días para que al final su esposa aparezca como la dueña del vehículo; por otro lado, este uniformado que se supone cumple órdenes y por eso es subordinado, no le da la gana de presentarse a declarar, y lo que es peor no le ordenan dar las explicaciones de rigor ante un hecho de flagrante delito, falsedad material, ideológica, asociación delictuosa, uso de instrumento falsificado, contrabando y no se cuales mas...

Finalmente el Comandante Farfán, no sabe cómo explicar el tema, brillando un silencio que más o menos otorga, provocando la noche de ayer su destitución.

Ahora bien, resulta que a los 68 días del plazo para acabar con la corrupción se posesiona al SUB COMANDANTE, el General Santiesteban, de quien por cierto recuerdo fue relevado del cargo como Director de Inteligencia por la fuga de Manfred Reyes Villa, y su participación como director de los operativos del caso Rosza, cosa curiosa también, púes parece otro premiado, aunque es posible que sea un buen Policía como los muchos que hay a pesar que tengo la siguiente interrogante:

Qué el primero no coordina con el segundo? En el caso de los comandos Policiales acaso eso no se refleja en el mando????
Que acaso el problema se soluciona con el cambio de un comandante y eso transforma la institución y erradica la corrupción???
En fin las tareas en mi criterio van mas allá hay que reducir el acceso a recursos económicos a la Policía Nacional, hay que modificar los procesos formativos, la curricula, mejorar los salarios, asignar destinos por puntos y méritos no por plata ni coimas, recuperar el respeto por la Policía pasa por reestructurarla por completo, inclusive pasa por un cambio generacional que por ende le dará un cambio de mentalidad, en el que los ciudadanos también tendremos que contribuir pues somos nosotros los que hemos alentado la corrupción pues somos los que le pedimos a los Policías " mas rapidito" " urgente" o "para hoy día necesito te voy a reconocer ".

Este tema de la Policía y la seguridad ciudadana y los documentos que emiten como licencias y otros debieran ser un tema de estado que involucre a los diferentes niveles de Gobierno, sin necesidad de cercenarla, hay que incorporar a las Autonomías en el manejo de seguridad interna del estado, no sólo se trata de hacerles poner la plata para su funcionamiento o hacer que construyan la infraestructura para este cometido, sino también se trata de convertirlos en actores principales sin tener temor de construir un País realmente distinto protegido, y seguro; tomando en cuenta que debemos desburocratizar la Justicia y reformar el sistema penitenciario como política integral de seguridad.

Finalmente resulta que identificaciones pasara a manos de civiles??? Cuando se discutía la Ley del Órgano Electoral, se propuso la idea que dependa de la entonces Corte Nacional Electoral, pero el GOBIERNO, fue permisivo al defender la administración a cargo de la Policía, sabiendo que hace años arrastramos los temas de corrupción en las áreas de identificación y licencias. Ahora bien el nuevo tema es a manos de quien pasara la otorgación de estos documentos?? Parece peligroso que él gobierno lo administre por las oscuras intenciones que este mantiene en cuanto a procesos electorales y beneficios en esta área, el Tribunal supremo Electoral copado por masistas y el pretender crear otra institución pasa por las manos del gobierno que claro esta no garantiza la administración honesta y transparente de estas instituciones a ser creadas.