sábado, 4 de junio de 2011

Seguiremos exportando gas como materia prima...

Saul J. Escalera
sjescalera@yahoo.com

Ocurrió como en la mejor hora en los tiempos de la capitalización, cuando los Ministros de Hidrocarburos y los presidentes de YPFB de turno en los gobiernos de Banzer, Tuto Quiroga, Sanchez de Lozada y Mesa, proponían que Bolivia debía convertirse en el "Centro del Anillo Energético de la Región" mediante la exportación de nuestro gas natural como materia prima barata a los países vecinos, e inclusive hasta Mexico y los Estados Unidos.

En efecto, los participantes del Primer Congreso Internacional Gas & Petróleo de YPFB realizado el 19 y 20 de Mayo en Santa Cruz, – argentinos, brasileros y bolivianos – discurrieron ampliamente sobre los planes de convertir a Bolivia en el proveedor más importante de gas natural en la región sudamericana. Inclusive autoridades de energía de Argentina afirmaron que el contrato de compra y venta de gas natural con Bolivia "marcha de maravilla y es inobjetable", haciendo alusión al hecho de que el Gasoducto de Integración Juana Azurduy (GIJA), que conectará con el Gasoducto al Noreste Argentino (GNEA) permitirá, a partir de este año, aumentar los volúmenes de gas enviado por Bolivia a la Argentina hasta 27,7 MMmcd a partir del 2012, con una inversión total de 80 millones de dólares. Por su parte los brasileros – aunque pronto serán autosuficientes en gas natural – ratificaron su intención de mantener a Bolivia como el principal proveedor para alimentar sus plantas de urea en Minas Gerais que pronto serán realidad.

Fue interesante escuchar a Christian Inchauste – presidente de YPFB Transportes compañía subsidiaria de YPFB Corporación – quien afirmó que "el Estado boliviano cumple sus contratos de exportación de gas natural a los mercados de Brasil y Argentina de manera intachable, lo que le sitúa entre los mejores proveedores a nivel internacional, siendo su comportamiento prácticamente intachable, es uno de los mejores del mundo". (http://www.plataformaenergetica.org/obie/content/13300 Mayo 24, 2011).

El congreso contó con la presencia del Presidente Evo Morales, la del Ministro de Energía e Hidrocarburos, Ing. José Luis Gutierrez y la del presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB Corporación), Carlos Villegas, quienes parecieron estar de acuerdo con los planes de Inchauste. Demostrando, una vez más, que son más amigos de la exportación del gas natural que de su industrialización.

Primera Propuesta para industrializar el Gas Natural.

Hace exactamente 9 años, en la Conferencia Magistral "INDUSTRIALIZACION DEL GAS NATURAL BOLIVIANO: Ventajas para Bolivia" que presenté durante el Primer Congreso Nacional de Ingeniería Industrial de Julio 24-25 del 2002 en Cochabamba, manifesté: "Mientras que la visión del actual gobierno de Tuto Quiroga y los tarijeños es convertir a Bolivia en el distribuidor más grande de energético (gas natural) en Sud América, mi posición es diferente, porque mi visión al futuro (unos 10 años adelante) ve a Bolivia como un gran productor y distribuidor regional de todos los productos derivados del gas natural (fertilizantes urea, NPK, plásticos-base, energía eléctrica y fierro y acero)".

En el mismo discurso enfaticé: "Considero que es muy importante para Bolivia que un recurso natural no–renovable como el gas natural – tan preciado en el mercado internacional como energético estratégico – no debe ser comercializado como combustible solamente, sino que debe hacerse todo esfuerzo para industrializarlo en nuestro propio país. Además, la industrialización del gas natural en Bolivia permitirá el establecimiento de industrias derivadas que garanticen una rentabilidad económica atractiva para los inversionistas nacionales o extranjeros. Pero, más importante aún, impulsarán el establecimiento de otras industrias y actividades comerciales de soporte en el país, creando así mayores posibilidades de tra­bajo permanente para la gente de la región. Si bien Bolivia ha logrado la independencia política casi dos siglos atrás y ha avanzado mucho en su independencia social y económica en el anterior siglo, la independencia mayor que debe ser lograda en este nuevo milenio es la tecnológica, por medio de la creación endógena de la ciencia y la tecnológica aplicadas en la industria del gas natural. Todos esperamos que esa ciencia y tecnología sean aplicadas para generar nuevas fuentes de trabajo en el país, financiados por los ingresos de venta del gas y así poder resolver esos problemas en beneficio de millones de bolivianos hasta ahora marginados. Como científico y académico, sé que existe la tecnología para poder lograrlo, pero ¿será que en Bolivia existe la voluntad y el coraje de hacerlo?. Esta es una pregunta que sólo será respondida con acciones concretas".

Esfuerzos para industrializar el Gas Natural, sin resultado.

Pasaron cuatro años desde el 2002 y durante el período 2006–2009 como Gerente Nacional de Industrialización de YPFB junto a otros cinco colegas ingenieros de alto nivel, pusimos toda nuestra capacidad profesional para elaborar proyectos de factibilidad de 12 industrias petroquímicas en base al gas natural, con indicadores económico–financieros favorables, pero los presidentes de turno de YPFB – incluyendo el actual Carlos Villegas – no aprobaron los proyectos porque nunca creyeron en la industrialización del gas natural boliviano. Esto se hace evidente por las declaraciones recientes que se hicieron hizo durante el Congreso de Santa Cruz la semana anterior; hemos retornado al punto de ser proveedores de materia prima barata y nada más. ¿Que pasó con la solmene promesa de industrializar el gas natural para beneficio del país que el gobierno de Evo Morales lanzó hace 6 años?.

Consideramos que hemos perdido muchos años desde que la primera propuesta de industrializar el gas natural boliviano fue lanzada por mi persona, y no sabemos cuántos años más tendremos que esperar para su efectivización. Pero, al igual que el año 2002, seguiré diciendo: ¡El gas nos pertenece por derecho, industrializarlo es un deber!