martes, 30 de agosto de 2011

Calculando para el Jefazo

Julio Hector Linares Calderón
juliolinaresc@hotmail.com
¿Cuántos funcionarios públicos MÁS hay desde el 2005? Como 40.000 más. ¡Anote! ¿Cuántos pobres han tenido el derecho de nacionalizar su autito? (comentario copiado del Presidente) Como 140.000 ¡Anote! Ya tenemos como 200.000.
¿Cuántas hectáreas de coca dicen los de las Naciones Unidas que aumentaron desde el 2005? Como 7.000. ¿Y cuántos cocaleros son? Han dicho que unos 70.000. ¡Anote!, van casi 300.000. ¿Cuántos pesimistas dicen que se fueron en los últimos años a España? Leí en el periódico que como 250.000. ¡Eso, anote!, ya pasamos los 500.000.
¿Cuántas morenadas de más de mil integrantes dicen que había el 2005 en el Gran Poder? Como tres nomás me dijeron. ¿Y ahora? Como 10. ¡Listo, algo es algo! Anote 7.000 más.
Estirando, estirando, llegamos a unos 700.000. Pero redondearemos nomás. O sea, ¡UN MILLÓN! ¡Yastá la cosa! Un millón de habitantes salieron de la pobreza, tienen platita, son de la clase media pues, "caché" para el discurso del 6 de agosto.
Pero, ¿qué fuente usamos? Vos METELE de una organización del exterior, así nadie dice nada o usamos estrategia envolvente y de paso la descalificamos.
Disculpe el guión rústicamente escrito amable lector, pero como nadie del Gobierno se dignó en responderle a la Fundación Jubileo la metodología utilizada para estimar el millón de habitantes —que según Morales ahora es de la clase media—, tuve que imaginarme una reunioncita entre funcionarios de la plaza Murillo, en la que se calculó cuántos salieron de la pobreza en los últimos años.
Y claro que ésta es una versión extrema de la proyección hecha, pues seguramente el Ejecutivo tiene gente capaz de poder hacer cálculos de manera científica, pero ni ellos podrían hacer maravillas con la escasa y pobre información que tenemos. Menos cuando la última proyección del INE —que en parte revisa temas de pobreza (MECOVI)— fue hecha como hace un quinquenio.
Así está la cosa y mientras no haya el CENSO, calculitos irán y vendrán para que el Jefazo discurse. Pero discursos no come la gente, necesita políticas públicas acertadas y éstas sólo se hacen con información exacta.