lunes, 31 de octubre de 2011

Re: Huesos y carne cruda.

Lorenzo Choquehuanca Müller
choqueh@gmail.com

1.- A Del Granado le molesta que le digan de derecha porque no cree que lo sea. Tiene todo el derecho de autodefinirse como de izquierda. ¿Acaso García Linera establece quién es de izquerda y quién no? Pero, en el caso de que el MSM sea de derechas... ¿qué hacía el gobierno revolucionario de Evo Morales coaligado a un partido de derecha? ¿por qué compartió listas, escaños y programa con el MSM? ¿no traicionó Morales al cambio afirmando que un (derechista) como Del Granado debía ser clonado en todas las alcaldías del pais? Si cuando era socio del MAS, el MSM era de izquierda, ahora sigue siéndolo. Si ahora es de derecha, entonces, cuando eran hermanos en el cambio, también lo era. Decídase, sr. Restivo.

2.- Doria Medina obtuvo, ciertamente, el 6% de los votos. Exactamente esa y no otra es la razón por la que no es Presidente de Bolivia, sencillamente porque no obtuvo los votos suficientes. La diferencia es que hay candidatos de las judiciales que van a ser autoridades electas incluso con el 1%. Entonces Doria Medina tiene sobrada razón al afirmar que las autoridades electas son ilegítimas... ¡son tan ilegítimas como lo sería él si hubiera llegado a la presidencia con el 6%!, cosa que nunca sucedió.

3.- Jaime PAz Zamora nunca fue presidente con el 12% de los votos. Eso es desconocer (y Restivo es tergiversador, pero no ignorante) el principio democático de la representación. Paz Z. gobernó con sus votos y con los de Banzer y tuvo de su lado la mayoría suficiente de representantes electos. Puede gustarnos o no la democracia y la representación y los mecanismos de creación de coaliciones, pero funcionan así, y suponer que JPZ gobernó con unos pocos votos y con los votos contrarios de todos los demás, es falso de toda falsedad. Paz Zamora gobernó con el apoyo de la mayoría de los representantes que habían sido votados por el pueblo ¿va a pasar eso con los legisladores electos? La respuesta es clara: no. Va a haber casos en el que un legislador tenga un 2% de votos a favor y un 60% de votos (expresados en nulos y blancos) en contra.

4.- Por la boca muere el pez. En las elecciones autonómicas de Santa Cruz, el gobierno salió ufano a decir que entre nulos y blancos, el estatuto había perdido. ¿por qué razón ahora no cuentan los blancos? No hay, por supuesto, ninguna razón, sólo la doble moral, la demagogia y la inconsecuencia de nuestros políticos. Sin duda esta lección también se aplica, en el sentido contrario, a los que en santa Cruz dijeron entonces que los blancos no contaban y ahora afirman lo contraruio.

5.- Lo de la derecha y la izquierda en su escrito suena a puro estereotipo. La derecha, según el oficialismo repite permanentemente, reprime al pueblo, aplasta a los movimientos sociales, golpea mujeres manifestantes, cerca marchas, detiene a los opositores progresistas. ¿No actuó su gobierno derechistamente con el problema del tipnis? La derecha, según el oficialismo repite permanentemente, está más preocupada de las empresas que del pueblo, le preocupa más el capital que el hambre, desprecia las necesidades sociales y carece de sensibilidad social ¿No actuó su gobierno derechistamente con el gasolinazo? Quizás resulta que en sólo 5 años el gobierno se ha vuelto la nueva derecha boliviana. Eso no es nada anormal, los que poseen el poder invariablemente lo quieren conservar. Es decir, el poder vuelve conservadores a los gobernantes, eso se sabe desde tiempos de Aristóteles. El MAS ahora representa la continuidad del status quo y no desea ningun cambio que implique cambiarlos a ellos. Es decir, han dejado de ser progresistas.

6.- Aprecio el sentido crítico del sr. Restivo respecto a la incapacidad del gobierno para encontrarse su talón y coincido respecto a la incapacidad de la oposición (la peor y más inoperante oposición de la historia política boliviana, sin dudas) para hacer algo al respecto. Un poco de autocrítica en un goberno absolutamente refractario a reconocer sus errores nunca viene mal. Claro que hay otras autocríticas que hacerse y que nunca llegan y seguimos en el baile de los culpables y los esfuerzos permanentes por mamarnos y por creernos opas, esfuerzos que tenemos que soportar diariamente desde el gobierno de su excelencia el Presidente Juan Evo Morales Ayma. Ciertamente debo admitir que a este respecto hay novedades interesantes: que a la embajada, el imperialismo, los medios de prensa y la media luna se hayan sumado como nuevos enemigos del gobierno los madereros, las empresas de turismo y... los traficantes de lagartos, le imprime al discurso oficialista una renovación doctrinal que ya le venía haciendo falta. Yo también incluiría entre los más connotados opositores a los payasitos que fueron a jugar con los niños indígenas en la UMSA, a Luis Rico, y a los productores benianos de flor de patujú.