martes, 4 de octubre de 2011

sobre Todos Indigenas Pero No Idiotas Señor

Guillermo Riveros Tejada
gonzalo.riverostejada@gmail.com

La represión policial contra los indígenas del Parque Nacional Isiboro Sécure TIPNIS, opuestos a la construcción de una carretera con la que se pretende dividir esta reserva natural con una narcovía para incrementar el cultivo excedentario de coca dirigido a la elaboración de cocaína, ha convocado el rechazo de estadistas, intelectuales, conservacionistas y ciudadanos de diferentes naciones que, por encima de disparidades ideológicas, raciales o religiosas desenmascaran la violación de los derechos humanos por un régimen que se autotituló conservacionista.

"Si la confesión de parte releva la prueba" como reza el proverbio jurídico reiterado, de manera uniforme, por la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el Estatuto de Roma y el Derecho Internacional Moderno, la renuncia de la Ministro de Defensa A. Chacón y del ministro de Gobierno y Justicia ,Sacha Llorente a pocas horas de la sangrienta represión prueba, de forma plena e incontestable, la responsabilidad del jefe del Poder Ejecutivo Y, en consecuencia, deja sin base moral la súplica de perdón de Evo Morales, como en otras ocasiones. Pero en este caso particular perdonar un hecho de este calibre equivaldría a admitir l que Bolivia se ha transformado en un "Estado forajido" Es decir: ¡Fuera de la Ley!
No hay pues manera de volver a fojas cero. Al estado de inocencia que nos llevó, hace 5 años, a elegir sin mezquindad, para que nos gobierne un ciudadano que se decía representante de la comunidad indígena y que era beneficioso para el país hacer que prospere esta escogencia como en los tiempos gloriosos de las luchas por la independencia en que la comunión racial sin discriminación y los mandamientos ¡ No seas mentiroso!, ¡No seas flojo!, ¡No seas ladrón!. legados mediante la tradición oral, vuelva a ser fundamentos éticos de la bolivianidad.

Desde esta perspectiva, no es difícil relacionar. los luctuosos acontecimientos a que nos referimos con la conducta distraccionista de los MAS corruptos. Y no es desconcertante que a pocos días de la masacre de niños, mujeres , jóvenes y ancianos indígenas, el matón que dispuso la represión pretenda hacerse perdonar como si fuera posible , por ejemplo, que se arrepienta de caer quién decidió lanzarse al aire. Que sería, reflexione el lector, si dentro de pocas semanas, por se impusiera la dolosa elección de los jueces prevaricadores subordinados al poder ejecutivo y que declar inocente a un violador que luego de su crimen, se cerró la bragueta. O condenar a masacrar al pueblo. ¡No señor..! los bolivianos sin discriminación de ninguna naturaleza esta vez tenemos la oportunidad histórica de decirle al mundo que ¡Aquí se cumple la ley caiga quien caiga! Con referencia a quienes resulten responsables de la Masacre de marchistas y mediante Referéndum, se ratifique como definitivamente constitucionalmente y firmemente anulada la narcovía de los inmorales.