viernes, 11 de noviembre de 2011

Re: Pero es un pajaro!

Lorenzo Choquehuanca Müller
choqueh@gmail.com


Estimado Restivo:

Como soy demasiado flojo para debates largos, decirle sólo lo siguiente.

No hace falta ser ministro para ser del gobierno. Es del gobierno el que se sienta a su mesa y come de sus migajas. Es su cómplice el que considera insuficiente o imposible el remedio que pregona, y con la mentira en el alma, continúa proclamando el remedio insuficiente e imposible.

Estimado Sr. Restivo, los fines nunca justifican los medios y no se construyen buenos edificios con malos materiales ni sociedades más justas con malos gobernantes ni aunque sus discursos estén adornados de buenos propósitos, porque la mentira, el despropósito y el abuso lo siguen siendo aunque sean negados o aunque se culpe a otros o aunque se pretenda mirar hacia otro lado y actuar como si nada hubiera sucedido.

Coincido con usted en que la derecha boliviana se acostó depredadora y se levantó ecologista. Ignoro si coincidirá usted conmigo respecto a que el oficialismo se acostó ecologista y se amaneció dispuesto a devastarlo todo en nombre de los más nimios argumentos. Ni los primeros ni los segundos creyeron nunca ni en los derechos indígenas ni en la madre tierra y todos, oficialismo y oposición, mostraron lo más miserable de su demagogia y su mezquindad. Para mí son igual de enfastos tanto los que se llenaban la boca con la pachamama y los indios y luego los llaman traidores y vendidos y contrarevolucionarios, como los que defendian a los terratenientes y a las cinco hectarias por vaca y ahora quieren marchar con los indígenas por la Plaza Murillo. Todos son inmundicia del mismo albañal. Sin embargo no veo que usted los mida a ambos con la misma vara. Usted se dice dispuesto a criticarle al gobierno las cosas que hace mal. Avíseme cuando finalemnte lo haga. Yo por mi parte he criticado tantas veces a la oposición que no tengo nada que demostrarme.

En esta vida sólo nos queda la honrradez y la dignidad.