lunes, 23 de enero de 2012

Sobre la pertenencia identitaria

Jaime Chumacero López
jchumacer@yahoo.com

Hace 11 años atrás, tuve la oportunidad de trabajar en el Instituto Nacional de Estadística, y me toco precisamente trabajar en los momentos en que se preparaban las preguntas a ser incluidas en la boleta censal, utilizado en el censo del 2001; en ese entonces, yo fungía de técnico junior en la construcción del sistema de indicadores de Genero,  se me invito a algunos talleres auspiciados por la dirección del censo a objeto de conocer las diferentes preguntas que se incorporarían en dicha boleta, en la misma que critique la absoluta ligereza en el tratamiento de la pregunta respecto a la pertenencia identitaria, y fui tratado con desdén por tecnócratas que creían tener el absoluto dominio de lo que hacían, en ese entonces declare que esto de la identidad es altamente complejo, dado que las personas como seres humanos que somos, no tenemos una identidad absolutamente y claramente definida, y que el principal elemento que genera dicha variabilidad es el entorno medio ambiental, la que define el tipo de vestimenta y tipo de comportamientos, que en definitiva generan cultura; el segundo aspecto es el entorno social dominante, el mismo que define normas de comportamiento (¿cuál es la onda?) y de diferenciación; pero como somos seres humanos altamente permeables y de alta movilidad dinámica, pues estamos en constante cambio, si bien no de cambio radical, por lo menos influenciados por las corrientes dominantes que nos imponen conductas, modas, gustos o en definitiva si no podemos lograrlos la aspiración.

En eso consiste precisamente este mundo globalizado donde lo prístino ya no existe, y si existe ya no puede ser asimilado por nosotros los globalizados, puesto que allá donde exista el mínimo de receptor de audio o contacto con lo otro ya lo prístino ha sido contaminado y deja de ser tal, para encaminarse inevitablemente en este proceso de globalización.   

Entonces por qué se pretende insistir en esta consideración de pertenencia identitaria, cuando la misma conlleva odiosas confrontaciones entre encasilladas xenofóbicas?, unos no quieren ser ninguneados, otros prefieren ser mixturisados, otros que por motivos expansionistas y de dominio, pretenden que se mantenga la pregunta tal y como fue utilizada en el Censo del 2001, en el mismo que dicha forma de pregunta era: "¿se considera perteneciente a alguno de los siguientes pueblos originarios o indígenas?" y a continuación venían las diferentes opciones (quechua, aymara, guaraní, chiquitano, mojeño, otro nativo y ninguno), cuando el encuestado respondía, otro nativo, entonces se abría la opción de describir de manera inextensa la declaración de ese otro.

Dado que en toda encuesta o censo, en sus variables conllevan las categorías con las respuestas más usuales, tales como en la variable sexo, se encuentran las categorías hombre o mujer, específicamente en referencia a las características fisiológicas de las personas sin considerar su libre adscripción de preferencia sexual; el mismo que si fuese tratado, ampliaría a una multiplicidad de opciones y variaciones, y aquí sin duda alguna entramos en un mundo altamente sensible que trastocan las percepciones y prejuicios xenófobas de muchos y muchas, cuyas opciones categorizadas, son consideradas como de inducción, si quién pregunta no tiene una alta capacitación en la manera de preguntar.

Precisamente la pregunta sobre pertenencia identitaria, tal y como fue utilizada en el 2001, induce alguna respuesta, en desmedro de la opción de ninguno y dado que esta pregunta es altamente sensible, la misma forma de preguntar puede haber inducido la respuesta.

Ante estas evidencias, propongo que la boleta contenga la pregunta, que estaría dada de la siguiente forma "¿Ud. Se considera perteneciente a un pueblo originario o indígena?" con las opciones Si y No; posteriormente se habilita la descripción abierta a la opción del Si, en la misma que de manera inextensa se escribe al pueblo originario o indígena al que considera que la persona pertenece.

Espero que esta propuesta sea considerada por ustedes dilectos participantes de este foro o en su caso, plantear alternativas y que el foro aula libre haga suya esta propuesta, abriendo a la participación más amplia ya que a todos nos concierne este aspecto que será tratado en el censo 2012 y del que sabemos cómo es tratado.