domingo, 26 de febrero de 2012

LA MESA DE UNIDAD DEMOCRATICA

Oscar Ortiz Antelo
oscarortizantelo@gmail.com

La Mesa de Unidad Democrática (MUD) congrega a la casi totalidad de las organizaciones de la oposición democrática de Venezuela. Su trayectoria y logros son una gran fuente de aprendizaje e inspiración para los demócratas de latinoamérica. Es un gran ejemplo de inclusión, organización, propuesta programática, desprendimiento y liderazgo democrático.

Aglutina a 23 organizaciones, con una amplia diversidad de orígenes ideológicos que se unieron para construir una mayoría amplia que les permita ganar las elecciones nacionales del 2012 y las estatales y municipales de 2013, asegurando al próximo gobierno niveles adecuados de gobernabilidad. Tiene como principal objetivo construir una alternativa al gobierno actual que inspire unidad, confianza y capacidad de gobierno.

Una de sus características más destacadas es la incorporación de talento vinculados a partidos y personal independiente, que han elaborado un Programa de Gobierno de Unidad Nacional y programas sectoriales para las áreas más importantes de la gestión pública, gracias a 31 comisiones trabajo en las cuales participan 407 profesionales. Esto le ha permitido cambiar la percepción de la opinión pública de que no había alternativa real al gobierno de Chávez. Hoy, por el contrario, un poco mas del 50% de los venezolanos piensan que la Unidad Democrática tiene programa y capacidad para gobernar el país.

Un acuerdo fundamental es la noción de que un gobierno de la Unidad Democrática no subirá para cambiar todo lo que hizo Chávez o dedicarse a procurar venganza de sus abusos. La MUD tiene claro que los problemas de pobreza e inseguridad que sufre la inmensa mayoría del pueblo venezolano son la principal responsabilidad de un futuro gobierno, por lo que sus participantes se han comprometido a estabilizar y reforzar las llamadas Misiones, los programas sociales del actual gobierno, conscientes de que para mucha gente son un beneficio real que debe ser mejorado para convertirse en una verdadera política de oportunidades para superación de la pobreza.

Quizás uno de los mayores logros de la MUD es la generación de condiciones para el surgimiento de nuevos liderazgos políticos. Frente a un Chávez desgastado, la Unidad Democrática ha proyectado a una generación de líderes que oscilan alrededor de los cuarenta años que claramente representan un cambio y tienen mucho futuro por delante. En este contexto, las primarias son un medio para resolver los desacuerdos. El fin, es la construcción de la alternativa democrática.

Todo esto no hubiera sido posible sin personas como Ramón Guillermo Aveledo, su Secretario Ejecutivo, quien teniendo un gran prestigio político, entendió que su principal servicio a Venezuela no era ser candidato a un cargo publico sino impulsar una alternativa de unidad que permita reconciliar al pueblo venezolano para construir una sociedad productiva y de progreso que mejore la calidad de vida de todos los ciudadanos en un marco de respeto e inclusión.

Para quienes tengan mayor interés en esta experiencia, les sugiero ingresar a http://www.unidadvenezuela.org