lunes, 13 de febrero de 2012

Un cartel contrario al desarrollo de Bolivia.

Mario R. Duran Chuquimia
mario@elalto.com.bo

El I Encuentro Nacional para promover la Conectividad "Sociedad y Gobierno" realizado en La Paz el 25 de Enero 2012 tuvo la capacidad de convertirse en un poderoso catalizador de las demandas de los habitantes en Bolivia respecto al precio y la calidad de conexión a internet, puesto que mediante comunicación escrita en el grupo "Mas ancho de banda para Bolivia"(1) se cuestionan las razones para que los bolivianos tengan el internet más lento del mundo y el más caro de Latinoamérica. Lo interesante son las respuestas y una de ellas preocupante, ya que revela la presencia de un cartel contrario al desarrollo de Bolivia.

En economía se denomina cartel a un acuerdo formal (o informal) entre empresas del mismo sector, cuyo fin es reducir o eliminar la competencia en un determinado mercado. Los cárteles suelen estar encaminados a desarrollar un control sobre la producción y la distribución de tal manera que mediante la colusión de las empresas que lo forman, estas forman una estructura de mercado monopolística, obteniendo un poder sobre el mercado en el cual obtienen los mayores beneficios posibles en perjuicio de los consumidores (2).

En Bolivia, el cartel de telecomunicaciones muestra su presencia por sus efectos: la lentitud y el elevado costo de las conexiones a internet se debe (entre otras razones) a que las empresas nacionales que detentan la capacidad de interconexión internacional de internet fijan un elevado precio por esta conexión y el resto de las empresas que compran determinados volúmenes de internet trasladan este precio al usuario final, hecho que motivo la queja del Viceministro Flores, de Telecomunicaciones, quien decía "no puede ser que el costo de interconexión aumente todos los años, perjudicando a los usuarios" (3).

Ante esta situación, la ley 164 de Telecomunicaciones y TICs obliga a las empresas a compartir infraestructura (redes de fibra óptica, antenas, etc), a la construcción de un punto de interconexión dentro del territorio local e incluso fija como estándar mínimo a la banda ancha como la velocidad 1 mbps, entre otras medidas, esto abarataría el acceso a internet y elevaría las velocidad de conexión de manera sustancial. Aunque hay que reconocer que esta norma favorable a los usuarios y al desarrollo de Bolivia, pueda ser combatida y rechazada por el cartel de las telecomunicaciones.

Expuestas las razones, los individuos y grupos que promovemos la meta de que en el 2014, todos los hogares bolivianos tengan acceso a 1 mbps (como velocidad mínima) a un costo menor a 20 dólares, no podemos guardar un silencio cómplice ante la realidad mostrada en líneas precedentes, hay que empezar a cuestionar a las empresas, a las entidades reguladoras y a los políticos que permiten que el cartel de las telecomunicaciones siga operando en contra de los usuarios y el desarrollo de Bolivia.

(*) Ciudadano boliviano, radicado en la ciudad de El Alto.

Notas:
(1)Más ancho de banda para Bolivia en Facebook.
(2) Cartel, ver Wikipedia.
(3)Viceministro de Telecomunicaciones Wilber Flores, alocución durante la presentación del proyecto de reglamento de la Ley 164 de Telecomunicaciones y TICs, 18 de Enero de 2012 en La Paz.