martes, 15 de mayo de 2012

Re: LA REBELION ESTA EN MARCHA

Rolando Berdejo Martin
rberdejo@yahoo.com

Entre las razones que impulsan al movimiento indígena están: el miedo al cambio, la persuasión de las ONGs en el comienzo de su decadencia, la acción subterránea de las elites oligárquicas, los enfrentamientos étnicos, la ambición de los dirigentes. Se trata, como siempre, de un complejo de causas.

Combatiendo al gobierno democrático (como lo hicieron los sindicatos y los campesinos en la época de la UDP) sólo conseguirán crear la "anarquía", propiciando una situación de crisis de gobernabilidad que será la antesala de la democracia procedimental o de baja intensidad.

La catedral del poder es sólo una figura retórica. El gobierno se columpia haciendo equilibrio entre los movimientos sociales y las corporaciones, más o menos como Luis Bonaparte. La ruptura del equilibrio nos dejará en manos de un grupo de partidos marionetas que, en sus triste y simulada "pluralidad", volverán a implantar el neofeudalismo burocrático, según el cual la situación financiera debe administrarla la banca; la agropecuaria, los hacendados, etc,

pactando entre ellos a la luz y en la sombra de los talleres. Pero eso sí, mantendrán a los tres poderes formales del Estado separados; aunque el ministro de gobierno tenga a su hermano en la Suprema Corte y el de Economía sea un presidente de banco, y la justicia sólo condene a los pobres; y, con el discurso de la erradicación de la coca, se enriquecerá a los nuevos ministros, acapararán las licitaciones y fomentarán los créditos incestuosos. Además, la diplomacia llevará con elegancia un almohadón para doblar la rodilla ante los representantes del imperio ¿Esta es la revolución?