viernes, 8 de junio de 2012

El "Heartland" Sudamericano en acción

Guillermo Capobianco Ribera
memocapobianco@gmail.com

La intensa actividad social, política e institucional cumplida en Cochabamba este último fin de semana, demostró la capacidad operativa de articulación que tiene el país en este centro geopolítico de Sudamérica.

La estructura operativa de acogida a las más de 50 delegaciones oficiales y a 34 presidentes, jefes de estado y de gobierno fue al parecer satisfactoria inundando con bailes y ropajes típicos multicolores, las calles y avenidas de la "Cochabamba querida".

La imponente expresión cultural demostró que Bolivia es parte constitutiva del "heartland Sudamericano" en plena acción, contando con infraestructura básica de acogida en hotelería, transporte público y culinaria de primera calidad.

Hace un par de años, el ex Presidente de la Republica Federativa del Brasil, Ignacio "Lula" Da Silva, percibió la vocación de Cochabamba y sus ventajas comparativas para constituirse en la sede permanente del Parlamento de la UNASUR.

El Presidente de Bolivia Evo Morales Ayma dispuso de inmediato que se identifique el área urbana respectiva para construir la Sede de la UNASUR, incluso se realizaron actos ceremoniales para la entrega de dichas áreas prometidas.

De aquel emprendimiento inicial en favor de la UNASUR se sabe poco o casi nada pues todo quedó en promesas y palabras probablemente porque el proyecto político continental del "Chavismo" está, para decir lo menos, frenado en medio de la incertidumbre respecto de la buena o mala salud del Presidente Hugo Chávez Frías a quien se le ve "de bajo perfil" los últimos fines de semana.

Otra de las obras de infraestructura básica para potenciar el centro geopolítico en torno de Cochabamba es la construcción del Aeropuerto Internacional de Chimoré construido en plena zona cocalera y que ya tiene financiamiento asegurado de aproximadamente 25 millones de dólares para su ampliación.

Esta obra tiene gran sentido geopolítico porque complementará al Aeropuerto Internacional Viru Viru, cuya capacidad de servicios para pasajeros y carga está siendo actualmente rebasada.

Sin embargo la obra de mayor importancia geopolítica en la zona es la construcción de la carretera que atraviesa el TIPNIS desde su "cabecera" en Villa Tunari hasta San Ignacio de Moxos en dirección a Trinidad y luego Guayaramerín en la frontera con Brasil.

Esta es una obra fundamental, cuenta con financiamiento del BNDES; atraviesa de sur a norte toda la Provincia cocalera del Chapare, su construcción esta siendo apoyada por el Gobierno del Brasil y de Bolivia y rechazada por los campesinos, ONGS y originarios de comunidades asentadas a un lado y otro de la polémica vía caminera.

La conclusión de esta carretera tendrá un fuerte impacto ecológico y supondrá un seguro desarrollo económico y social en la zona que es el argumento de quienes la apoyan, pero al mismo tiempo incorporará el "valor agregado" del circuito "coca cocaína" en la ruta a Brasil y Europa.

Finalmente, Puerto Villarroel, cabecera de la hidrovía Ichilo – Mamoré, ruta fluvial de aproximadamente 2.000 Km. en pleno funcionamiento que une a los departamentos de Beni y Cochabamba, pasa por Trinidad en dirección a Guayaramerín, en la frontera con Brasil, y desde allí hacia el gran Amazonas rumbo al Océano Atlántico.

Estas son algunas de las obras de infraestructura caminera básica que debieran figurar en la agenda de prioridades del Gobierno central y concretarse lo antes posible para completar así la "base material" del estado plurinacional de Bolivia.