domingo, 17 de junio de 2012

¿INTELIGENCIA, ESTUPIDEZ, O MALA FE?

Tito Pedro Reynaga V.
wreynagavx@yahoo.es

Inteligencia y voluntad de servicio a la patria, la de los mandatarios del Perú. País quese preparan para convertirse en el centro de producción industrial de la región aprovechando inversiones extranjeras (también de Bolivia) que llegarán como efecto del tratado de libre comercio que firmo este país con la Comunidad Europea:

"En la actualidad, se abre la posibilidad de que empresas de otros países de la región se instalen en Perú para hacer uso de las preferencias arancelarias que otorgará el Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea." (http://pymex.pe/Aprenda-a-Exportar/el-fortalecimiento-de-los-lazos-economicos-y-comerciales-entre-peru-y-la-ue.html?utm_source=Boletin+Pymex&utm_campaign=9150684005-BoletinPYM&utm_medium=email)

Y, estupidez o mala fe en Bolivia, que provoca la debacle de 5 empresas textileras, antes boyantes y prósperas, generando empleo y pagando impuestos, hoy paralizadas dejando en la calle a miles de trabajadores, por falta de mercados donde vender su producción:

"Iberkleid explicó que la no renovación para Bolivia de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (Atpdea) de parte de Estados Unidos, fue el inicio irreversible de la caída de las exportaciones que afectaron a la empresa. "Los mercados de los países de la región, como Venezuela y Argentina, no pudieron reemplazar al mercado estadounidense. Desde entonces la situación llegó hasta el momento actual de parar la producción', indicó."

'Esta crisis se nos empieza a complicar en los últimos seis años donde empieza a caer el mercado estadounidense, se pierden las ventas arancelarias, los mercados regionales no se abren; nosotros empezamos a producir cerca a un millón de prendas por mes y hasta hace un par de meses sólo producimos 180 mil prendas, la infraestructura que tenemos no pudo soportar semejante caída de mercado", aseveró." (ERBOL.COM: "Iberkleid: Ametex paró por falta de mercados que el gobierno debió buscar", 16-06-12, http://www.erbol.com.bo/noticia.php?identificador=2147483960114)

Da envidia cómo prospera el Perú, uno de los países cuya economía está entre los de más rápido crecimiento en el mundoy el que más éxitos ha logrado en hacer retroceder la pobreza--el país que recibe como diez veces más de inversión extranjera que el nuestro--. Y, cómo deprime el espíritu la conducta de nuestros gobernantes. Y no es que el Gobierno del MAS esté en contra de la inversión extranjera, que no lo está. Un par de muestras: vean cómo a la Jindal se le da oportunidades a pesar de "haber incumplido…" y se socapa al inversionista de la mina San Cristobal que está sacando un dineral --en E.U. este tipo de ganancias pagan impuestos a "ganancias extraordinarias", desde el gobierno de Reagan--. En el mismo sentido, invitan a las petroleras a invertir en Bolivia.

¿Entonces, qué pasa? Se preguntarán… Pues, pasa que los dueños del masismo, Evo Morales, Linera… tienen hipotecada el alma a una ideología estúpida y a un proyecto sin pies ni cabeza (fracasado ya en todo el mundo, sin excepción alguna). Me refiero a la ideología populista que pretende fundarse en el marxismo, y hacer del estado, de los políticos, los artífices del desarrollo económico. También pesan los compromisos con los Chávez y Castro. Y entonces, resulta que tienen que mantener las formas y la compostura debida con la prédica de esta ideología y el dinero recibido, que no es poco. ¡Nada viene gratis! De ahí su discurso, anticapitalista, contra el "imperio", antiempresa, contrario al mercado y el odio a la prosperidad. Cosas que confirma de tanto en tanto con actos consecuentes, mayormente contra la empresa mediana y pequeña. La que suele estar en manos de aymaras quechuas y mestizos.

Es en el altar del populismo izquierdista que Evo Morales está sacrificando a las empresas de la Ametex y a sus miles de trabajadores y familias como antes ha hecho con los importadores de autos usados y ropa de segunda mano, etc. Y eso, es estúpido o expresión de la mala fe típica de la mentalidad colonial. Actitudes que serán confirmadas con la fundación de la empresa estatal ENATEX y su próximo descalabro, por falta de mercados y por la ineptitud y corrupción típicas de la administración estatal boliviana.