jueves, 12 de julio de 2012

ESTA TIERRA

Carlos Tony Sánchez Vaca
tonysanchez_77@hotmail.com

Esta tierra, de lomas recostadas y sensuales, de bosques ondulantes, de montañas expulsadas hacia el cielo, casi con insolencia. De cielos masculinos, pristinos en el invierno de Los Andes y de bucles irreverentes, ora blancos y jaspeados, ora grises y voluptuosos cuando el verano, en celo, ofrece sus húmedas pasiones en las llanuras orientales.

Esta tierra, nuestra, aunque prestada, pues hombre alguno hizo agujeros en ellos para llenarlos de riquezas tangibles, ni trazó el curso irreverente de sus ríos, o pinceló la kantuta, que emerge soberbia de la aridez, ni la alucinante orquídea, pequeña y desafiante al bosque tropical.

Esta tierra violada, y generosa sin pesar. Despedazada por los bastardos; inerme, de lágrimas desparramadas al alba, gimiente progenitora de esperanza.

Esta tierra añora, el honor de sus caídos en el fragor de las batallas. ¿ Están muertos todos sus hijos ? ¿ Dónde está su gloria, quién la ha tomado.?

Tierra, de siempre robada; le han plantado en su vientre - cual agujas -, monumentos a las huestes ajenas y su rapiña, le han compuesto himnos a los estupradores barbudos, donde émulos ufanos de cívico cinismo evocan - con nostalgia – los días de la depredación y el jolgorio.

Esta tierra hollada por habitantes enturbiados y enarbolados, de flácida decencia y codicia voraz, que piden todo y que no dan nada; clama paz y no hallándola en quienes ella ha sido regalada, limpiará el vestigio de los alacranes , cuando – hastiada – se sacuda.

Y entonces - con certeza - parirá hijos mejores, con dolores y ensangrentada reposará, al fin.