lunes, 17 de septiembre de 2012

Economía oscurecida, la plurinacional dependencia al dólar

Franz Rafael Barrios Gonzalez
franzrbarrios@yahoo.com

Cada vez se puede comprobar con mayor certeza que en realidad el "respaldo psicológico" del circulante o divisa plurinacional (como se tomaron el trabajo de mandar a hacer imprimir billetitos con dicha inscripción a un costo millonario) es paradójica e indirectamente la Reserva Federal norteamericana y el dólar "negro" que abunda producto de los negocios ilícitos (narcotráfico, contrabando, corruptela).

El Proyecto de Ley del impuesto a la compra/venta de dólares (fijado en 0.35% para beneficio de las Casas de Cambio, a diferencia del 0.70% para la Banca) en el parágrafo 2do de su Disposición Adicional Décima, dispone que "(…) a objeto de garantizar la liquidez de dólares estadounidenses que demande la economía nacional, el Banco Central de Bolivia deberá vender dicha moneda extranjera al público en general…"(La Razón, 04/09/2012). Permitiendo advertir que, lo que pretenden los desesperados plurinacionales, es:

1) Responsabilizar a los entes susceptibles de ser usados como organizaciones de lavado de activos, exigiendo su formalización (conversión como mínimo en personas jurídicas registradas y reguladas), y al mismo tiempo desplazar la compra/venta de dólares, que es la divisa utilizada preferentemente para el lavado de activos, hacia las instituciones informales y no reguladas (mercado negro);

2) Inducir a que el BCB provea más dólares o divisas de respaldo para su depreciada divisa plurinacional, para que a su vez, estas sean también comercializadas en las casas de cambio y otros entes cambiarios más informales, y así intentar confundir activos cuyo origen es lícito, con aquellos cuyo origen es ilícito. En efecto, el Gobierno anunció "que las entidades bancarias y no bancarias y las casas de cambio no pagarán el impuesto por la venta de dólar cuando esa transacción se realice con el Banco Central de Bolivia (BCB)" (Página Siete, 06/09/2012).

Los plurinacionales, creyendo poder disfrazar su excedente de circulante en dólares informales/negros y su oportunista lucro con éste, arguyen que el BCB venderá dólares " `en caso' de que no hayan suficientes dólares en la economía" (Página Siete , 06/09/2012). Cuando ellos mismos saben que esa "condición" es tan solo mañuda como discursiva, ya que es la divisa de intercambio de los millonarios negocios ilícitos que permiten (¿acaso en asociación?), y finalmente porque es el respaldo de su divisa plurinacional.

La lógica ventaja que devendrá de esta acciones gubernamentales, se sucederá en el mercado negro, como efecto de la imposición (tributo) y al mismo tiempo por la exigencia de formalización de Casas de Cambio. El mercado negro se expandirá al céntuplo y se informatizará más intensamente.

Por otra parte, la afluencia de usuarios, tanto de la Banca como a de las Casad de Cambio, para la comprar de divisa extranjera, posiblemente merme. Porque en una sociedad informal y carente de principios y espíritu tributario como la plurinacional, sobre todo el pequeño comprador recurrirá a la mejor oferta que no es el Banco y que pronto dejará de ser la Casa de Cambio. Pues irá al mercado negro que ofrecerá dólar a un mejor precio que la Banca y la Casa de Cambios, y el gran comprador de divisa extranjera (narco, comerciante-contrabandista, etc.) terminará siempre recurriendo a la Casa de Cambio como mínimo y normalmente el mercado negro.

Por lo que se puede inferir que las medidas de la Administración Plurinacional, no procuran ni la bolivianización, ni la recaudación, sino simplemente el "oscurecimiento de la economía"; o lo que es lo mismo, la "confusión" de los capitales constituidos por divisas provenientes de negocios lícitos, con divisas provenientes de ilícitos.