martes, 4 de septiembre de 2012

LAS VIEJAS MAÑAS NO SE PIERDEN

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Al parecer todos quienes están arrimados a las esferas de poder siempre tratan de sacar una utilidad o ventaja en beneficio personal (suposición ingenua). Estas personas han existido siempre. Han navegado en aguas políticas esgrimiendo ideologías y arengas propias del momento, luego….pasaron a ser historia pero muchos pretenden convertirse en el ave Fénix y resurgir de sus cenizas no importa el pasado obscuro de longevos partidos hoy casi desaparecidos pero con militantes que se han reciclado y arrimado e insertado a una tienda política, partido o color.

Hecha la introducción, recordemos que no muy lejos en el tiempo, un honorable senador y su chofer terminaron la curda en ambientes del Organismo Operativo de Transito, en estado de ebriedad y con vehículo del Estado hecho un verdadero "acordeón". No muy lejos en el tiempo, un medio escrito mostró a un vehículo también del Estado ingresando a un motel conducido por un servidor público (Tarija). Semanas atrás, un alcalde se vio envuelto en un misterioso accidente acaecido en fin de semana en La Guardia con miembros de la alcaldía, ambrosia, baile y un vehículo estatal último modelo reducido a chatarra. El hecho se encuentra en proceso de investigación (vaya ingenuidad).

Y lo reciente, días atrás, una asambleísta del departamento de Santa Cruz, luego de una larga y agotadora jornada termino tomando "dos vasos de vino" y de regreso a su domicilio conduciendo un vehículo de la gobernación tuvo un choque y encunetamiento. El resultado: Arresto y luego audiencia cautelar con medidas sustitutivas no sin antes "dar la cara" y pedir disculpas a la ciudadanía. ¿Qué está pasando con los políticos? ¿Estamos volviendo a esos tiempos donde la Prefectura era manejada por grupos de poder y sus familias? ¿han vuelto esas nefastas historias donde los vehículos de uso oficial terminaban parqueados en karaokes?.

Podemos pedir todas las disculpas del mundo y mostrarnos como ocasionales o circunstanciales "víctimas", lo cierto es que los políticos pierden gradualmente credibilidad y respeto y aterrizamos en aquella vieja pero frase célebre "en boca del mentiroso lo cierto se hace dudoso". Claramente los ciudadanos nos damos cuenta que hay un doble discurso. Se muestran posiciones, argumentos posturas donde se defienden intereses sectarios, regionales, de grupo pero las actitudes son otras. Diversión, farra, uso de vehículo del Estado y luego escándalo. Es así, aunque a muchos les parezca lo contrario y deseen acallar el vendaval que se les avecina.

Lo sucedido recientemente con esta dama de color verde (pertenece al grupo del gobernador Ruben y sus amigos) nos debe preocupar porque pensamos que las mujeres son mas solventes, creíbles, responsables y con mayor entereza pero vemos que por un desliz o error humano el perfil femenino en la jungla política también esta siendo contaminado. Para muchos que veíamos a esta mujer son ideas serias y argumentos reivindicatorios en la asamblea departamental ahora solo es una "víctima ganadora" der tanto apoyo que ha recibido al haber ella aceptado su error y admitido su culpa.

¡Vergüenza! Esas mañas de usar y abusar lo del Estado no desaparecerán nunca aunque llanto de por medio, adhesiones, y familia compungida hagan cerco o guardia de honor seguiremos con esas actitudes típicas de los bolivianos y el sello propio de los políticos, falaces y ambiguos.