jueves, 29 de noviembre de 2012

VERGUENZA

Melby Patricia
pazojopi@yahoo.es

Una vez más nos vemos sorprendidos al descubrir que la más grande corrupción está dentro de las esferas más altas de gobierno. No logro comprender que desde el año 2007, a la fecha, habiendo cambiado de MAE varias veces en el Ministerio de Gobierno, aún se campean los más grandes corruptos, recordemos que hasta ahora no se han aclarado los temas de: CARANAVI, CHAPARINA ROSZA (extranjero) uno de policías (NAVIA) y ahora otro extranjero OSTREICHER.

Disque la gente de más confianza del Sr. Presidente, como Sacha Llorenti, Wilfredo Chávez, Alfredo Rada, Carlos Romero, que de acuerdo a las declaraciones de su Viceministro, han enviado notas a su personal subalterno, para que ESTOS nunca se escuden "diciendo" que fueron enviados por ellos o que están actuando a nombre de ellos en hechos ilícitos, y de ser encontrados culpables, éstos serán implacables en el castigo; por su puesto en esta lista no podía faltar el hombre invencible JUAN RAMON QUINTANA.

Me llama mucho la atención que sucesos aislados como: la muerte de una señora en la Urbanización Los Pinos de la ciudad de la Paz, otra muerte de un joven en la ciudad del Alto, y la muerte de una madre y su hijo, hayan sido esclarecidos muy rápidamente, es obvio en estos hechos no están implicados "gente del gobierno" fueron cometidos por maleantes sin rostro o mejor dicho sin trayectoria política, más bien con trayectoria delincuencial del bajo mundo.

Pero qué de aquellos casos, donde se observa claramente que están implicados gente muy cercana al Sr. Presidente, ¿Por qué? aún después de varios años, disque se sigue investigando. Hasta cuando el ciudadano deberá ser engañado como si fuéramos ovejas.

Basta Sr. Presidente, de una vez por todas rompa con la corrupción y eche de cabeza a esos "lluncus" que no hacen más que colgarse de su envestidura para cometer hechos tan bochornosos.

Ordene que se investigue estos hechos que nos avergüenza a todos los bolivianos, sospecho que este Sr. OSTREICHER, tuvo que pagar mucha coima para que no se investigue de donde saco tanto dinero para invertir en Bolivia, este es un hecho irrelevante que seguramente, será investigado por su país de origen. La extorsión, el manoseo político de unos cuantos, el empoderamiento mal utilizado de unos cuantos, el ¿Por qué? tanto poder de un individuo, para callar a jueces y fiscales, estas si son acciones que se deben investigar y deben ser castigados con el mayor rigor, seguramente Derechos Humanos Internacional, tomara cartas en este asunto, aproveche esta situación para que salga a la luz el nombre de aquellos, que se dicen ser su personal de confianza, no permita que nuestra BOLIVIA, sea ensuciada por unos cuantos carroñeros que no tienen sangre en la cara.

Ojala, que como un actor de gran renombre internacional y ganador de un premio OSCAR, como SEAN PENN, a través de quién se descubrió esta mafia, no pare en su afán de acabar con esta mafia que para nosotros como bolivianos es una lacra maldita.