domingo, 9 de diciembre de 2012

LA EXPANSION BRASILERA HACIA EL PACIFICO

Guillermo Capobianco Ribera
memocapobianco@gmail.com

La política exterior del Gobierno del Presidente Evo Morales ha dado un cuarto de conversión importante con el ingreso de Bolivia a Mercosur y el discurso presidencial en la Cumbre del Organismo Regional sobre el proceso de integración de América del Sur.

Es una apuesta política audaz que posiciona a Bolivia en el Centro de la geopolítica continental.

Se habló de ella desde hace 20 años. Un servidor que escribe estas líneas fue uno de ellos en los contenidos de una centena de artículos escritos durante ocho años sobre esta temática trascendental para el país.

Pero es la primera vez que un Presidente de la República la asume en toda su magnitud y proyección, como lo ha hecho hace algunos días el mandatario boliviano en la Cumbre de Mercosur realizada en Brasil. No es casual que este discurso sea pronunciado justamente cuando se aprueba la adhesión de Bolivia a este organismo regional.

En una de las partes esenciales de su discurso, el Presidente dijo:

"Bolivia es el corazón de Sudamérica; queremos impulsar la articulación de los Océanos Pacifico y Atlántico logrando un nuevo esquema de la integración sudamericana. Estamos listos para entregar el corredor bioceánico de esta complementación entre los países y la integración entre organismos regionales".(El Deber 8 de diciembre)

La función y el rol de Bolivia en la América del Sur es, en sí misma, todo un Programa de Gobierno. Se trata, como lo hemos afirmado infinidad de veces en esta columna, de una formidable ventaja comparativa y cualitativa del Proyecto del Desarrollo Histórico de Bolivia.

Sin embargo, el discurso Presidencial en la Cumbre de Mercosur, hoy por hoy, favorece enteramente a Brasil que expande y acerca sus fronteras hacia los Puertos del Pacífico en las playas del Perú y de Chile.

El Presidente ha optado por aliarse en este caso, a las grandes economías del Continente, Brasil y Argentina y ha desechado lo que a nuestro modesto criterio debió haber sido posicionar a Bolivia como "síntesis" geopolítica y democrática de América del Sur.

Ahora si toma sentido la política de estado referida a los Corredores de exportación e integración y a la posibilidad de que Bolivia recupere el inmenso capital invertido en la construcción de estos corredores, especialmente del Corredor Central Santos-Brasil. Arica-Chile.

Porque eso debiera quedar claro también al Presidente Morales. Las carreteras de integración Atlántico – Pacifico, las construyó este país y esta democracia desde mucho tiempo antes de que se concibiera siquiera la "idea fuerza" del "Proceso de Cambio"

La hora y el tiempo de la Bolivia de los corredores de integración y de exportación ha llegado y el Presidente Evo Morales ha formulado la Doctrina en Brasil correctamente en lo esencial.

De momento, el Modelo de desarrollo productivo y autonómico del Oriente Boliviano sentirá los impactos negativos de este cambio profundo en la política exterior de Bolivia y tendrá que adecuarse al nuevo enfoque y sus consecuencias.

La prensa habla ya del aumento exponencial de los precios de la tierra y de los lotes en Cotoca donde se acaba de inaugurar la impresionante carretera doble vía que la une a Santa Cruz de la Sierra, la ciudad corazón de América del Sur y de los anillos y monumentos.