miércoles, 16 de enero de 2013

SIN PLAN NACIONAL

Mike Gemio Perez
mgemio@hotmail.com

Desde la entrada al Gobierno del Presidente Morales el 2006 se ha venido implantado políticas orientadas a la redistribución de los recursos en beneficio de los grupos históricamente excluidos de la sociedad, esta políticas han sido desagregadas en, estrategias , programas y proyectos, todos descrito en la estructura del Plan Nacional de Desarrollo (PND), estas líneas estratégicas representan los canales por los cuales el conjunto de instituciones públicas pueden inscribir recursos de diferentes fuentes, entre ellas la cooperación internacional y el Tesoro General de la Nación, para aportar, en el marco de sus competencias, a la ejecución de todo este marco lógico.

Esta por demás hacer notar la importancia de la necesidad de legalidad y la bases técnicas con la cual deben contar estas líneas, ya que, todos los recursos utilizados en el aparato publico están orientados al cumplimiento de estas políticas de una u otra forma.

Conforme la normativa nacional el PND, tiene una vigencia de 6 años lo que quiere decir que este plan tendría vigencia hasta el 2011, la pregunta es, ¿cómo está funcionando el complejo aparato publico donde los recursos tienen q responder a las líneas estratégicas de PND, ya que en teoría el PND no tiene vigencia para la presente y la pasada gestión?

La cosa se pone mucho más complicada cuando la falta de coordinación entre Ministerio de Planificación del Desarrollo (MPD) y Ministerio de Economía y Finanzas publicas se pone al descubierto cuando para la gestión 2011 el MDP, aprueba un esquema para un nuevo plan nacional, bautizado con el nombre de Plan de Desarrollo Económico y Social (PDES), para su implantación desde la gestión 2012, sin embargo para el 2012 y 2013 el MEFP, sigue publicando para las directrices presupuestarias 2012 y 2013 el esquema del plan anterior.

Ahora bien, analizando cuales deberían ser los elementos fundamentales de análisis para la implantación de un nuevo Plan Nacional en nuestro país, , entre muchos que podrían nombrarse, es necesario partir de la evaluación del grado de avance físico – financiero de las políticas, estrategias, programas y proyectos del PND, sin embargo esto no se conoce de manera exacta y lo peor es q se diseñan nuevos marcos lógicos para un nuevo plan, que a consideración del este escritor, no tienen la suficiente consistencia técnica como para cambiar al anterior.

Ahora que se inicia una nueva gestión, todas las instituciones empiezan a ejecutar una programación operativa y un presupuesto planificado en septiembre del año pasado, elaborado en base a dos documentos uno planteado por MEFP y otro por el MPD, tratando de diferenciar la administración del gasto corriente y el gasto de inversión para cada ministerio, cuando esto no parece ser lo más lógico, ya que ambos componentes del Presupuesto General de la Nación e interactúan para la adecuada implantación de las políticas públicas en nuestro país, es así que se hace necesario un esfuerzo de coordinación entre Las dos instancias responsables de los recursos económicos, además de generar una evaluación seria de las metas alcanzadas por las políticas planteadas en el Plan Nacional y que en base a esta evaluación se plante la continuidad o discontinuidad de lineamientos, en beneficio de los menos favorecidos.