lunes, 14 de octubre de 2013

ACUSO

Hugo Jh. Nogales Hannover
hnogalesh@hotmail.com

Corro el riesgo de romper el precepto cristiano que manda no acusar al prójimo, también correré el riesgo de no ser el que arroje la primera piedra, no porque me crea libre de culpa o pecado, sino porque lo diré claramente "acuso al Presidente del Estado Plurinacional de haber matado al Sr. José María Bakovic"

Hago esta afirmación porque fue él y no otro, quien sin juicio, sentencia o al menos prueba plena; condeno al Sr Bakovic por delitos inexistentes, no probados, inventados, fraguados, manipulados o lo que es peor, ordenados a un sistema judicial corrupto , servil, funcional y"prebendero".

Hago también responsable de este hecho a la Directora del IDIF que aseguró y firmo el documento por el cual hacen caso omiso a las recomendaciones de los médicos que negaban la posibilidad del viaje a LA Paz, por el riesgo de vida que el Sr. Bakovic corría; si no la juzgan por complicidad al menos tendría que comparecer ante la justicia por mala praxis o por negligencia médica; son también responsables (cómplices) los jueces y fiscales de los Tribunales Segundo y Séptimo de la ciudad de La Paz, al haber ordenado la instalación de audiencias en franco desprecio por la vida de un boliviano, algo que la constitución ordena proteger expresamente, al estado y a sus representantes.

El delito que el Sr. Bakovic cometió no fue otro que el de amar a Bolivia, que negarse a que lucren con sus recursos, hacer que la corrupción de las carreteras desaparezca, y con esto me refiero específicamente a la Queiroz Galvao y a la OAS, ambas empresas adjudicatarias de tramos camineros que aun están en construcción; porque, qué casualidad¡¡ es esta última es la empresa que estaba a cargo del fallido intento de construir en el TIPNIS, negocio también denunciado por el Presidente del Servicio Nacional de Caminos, autoridad nombrada por concurso de méritos, al que la ley solo podía remover por delitos probados o por renuncia, también lo enjuiciaron porque incremento la participación del estado en la recaudación del peaje de las carreteras, porque cambió la cantidad hasta un 20%, es decir el gobierno lo enjuició porque hizo que el estado ganara más.

Son 76 juicios que enfrentaba; en LaPaz, Sucre y Tarija, son procesos que acabaron primero con su salud, con su tranquilidad y finalmente con su vida; son procesos instaurados por instrucción directa; acaso esa no es razón para imputar responsabilidad?

DESCANSE EN PAZ DON JOSÉ MARÍA, ¡LA REPUBLICA VIVE!