sábado, 15 de marzo de 2014

PENSAMIENTO LIBRE CRUCEÑO




Álvaro Jordán M.
http://humanismochane.blogspot.com
http://kandire.blogspot.com

El año 2014 es electoral y está previsto elegir en octubre,
Presidente, Vicepresidente, Senadores y Diputados Nacionales, quienes
ejercerán, de acuerdo con los usos tradicionales de la democracia
burguesa, discrecionalmente y a pesar de la Constitución, el poder en
el nuevo periodo gubernamental hasta la próxima elección, y así se
repetirá el abuso autoritario indefinidamente, mientras se conserve el
sistema. Es un año en que los políticos, en particular, y los
partidos, en general, se acuerdan que tienen un pueblo que representar
y una vez más acuden a él para mostrar su disposición para atender sus
necesidades, algunos hasta se atreven, sin ningún rubor, a declararse
sus servidores incondicionales. Utilizan todos los recursos
disponibles en su ilimitada capacidad politiquera para manipular las
sentidas aspiraciones de los votantes. Es un año en el que visitan los
barrios miserables de los alrededores, estrechan las callosas manos de
los campesinos y trabajadores y se sientan a compartir una polenta de
maíz con los nativos; otros regalan camisetas, gorras, banderas,
pelotas de futbol y a modo de un ensayo metafórico de la realidad,
juegan con ellos un partido, con rodillazos y zancadillas de por
medio, ensayando la tolerancia de la sencillez popular.

Pero las brisas refrescantes del humanismo emergente develan nuevos
horizontes a las aspiraciones de la diversidad popular, Ya se avizora,
aunque todavía en la lejanía, la selección de verdaderos
representantes de las bases, nacidos de su seno y formados en el
servicio incondicional a la comunidad. Con este poderoso y firme
enraizamiento de las bases con sus representantes se construirá la
estructura institucional, funcional a sus necesidades, que los
represente de verdad y solucione sus problemas. Es desde este enfoque
humanista que se hace esta reflexión en la confianza de despertar
promisorias sensibilidades en el espíritu de los lectores, sin ninguna
pretensión de falsos triunfalismo, al final, sólo el consenso de las
bases será el que escogerá el camino del futuro.

En este ambiente se destacan dos corrientes que pugnan por la
conquista del poder. Para ellas, es de esto de lo que se trata. En un
ambiente pobre de valores y poca moral, la conquista del poder es
imprescindible para imponer la voluntad mezquina a los otros, incluso
al margen de la ley, con lo que hay que reconocer que todos incuban
el germen de la dictadura. Es lo que siempre ha sucedido a lo largo de
la civilización y no hay razón para pensar que ahora sea distinto.
Sólo con el humanismo será superado el reinado del poder, condición
indispensable para dar fin a la era salvaje de la humanidad.

Una de las corrientes es la oficialista, ejercida por el Movimiento al
Socialismo (MAS), dirigido por el actual presidente, Evo Morales Aima.
Éste es candidato por tercera vez, situación lograda mañosamente,
haciendo uso del control que ejerce sobre el Tribunal Constitucional y
forzando el respeto de la Constitución.

La otra corriente corresponde a la oposición, conformada por un
conjunto de partidos dispersos por ambiciones sectarias y de
insuficiente madurez política.

El oficialismo, obedeciendo las consignas autoritarias de su
presidente, de: "le meto nomás", y a pesar de los plazos establecidos
por la ley para la realización de propaganda política, se encuentra
en permanente campaña ya que para él lo más importante es la
consolidación del poder; según las expresiones del Jefe, "después, las
cosas se arreglan". Promueve una sociedad capitalista mixta, sometida
a los intereses del estado.

La oposición, hegemonizada por corrientes conservadoras y huérfanas de
proyecto, se presenta, dispersa, bajo el pensamiento social demócrata,
esto es de capitalismo mixto, hegemonizado por el sector privado, y el
pensamiento liberal, esto es el capitalismo privado. Nótese que tanto
el oficialismo como la oposición promueven el desarrollo del sistema
capitalista en sus distintas variantes, con lo que en Bolivia,
asimilando las experiencias del estruendoso colapso del sistema de la
Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, (URSS), se habría cerrado
cualquier futuro socialista-comunista. Sin embargo el oficialismo,
abusando de la ignorancia popular, todavía recurre al discurso
socialista, ofreciendo la igualdad, como recurso de manipulación de
las sentidas aspiraciones de los distintos sectores que constituyen
las mayorías marginadas.

La primera corriente opositora, la socialdemócrata, ante el
"centralismo" gubernamental, que se distingue por el uso arbitrario de
los recursos nacionales en beneficio del sector burocrático, ha
lanzado como argumento para despertar las simpatías en los sectores
regionales, la discusión de una distribución equitativa de la riqueza,
mediante un documento conocido con el nombre de "Pacto Fiscal", con el
que espera ganar votos y eventualmente una mejor distribución regional
de los ingresos económicos. Es un documento editado por la Fundación
Konrad Adenauer.

La oposición liberal, entra en la escena propagandística mediante la
participación mediática de dos connotados teóricos de este
pensamiento. El novelista internacional, distinguido con el Premio
Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, y el filósofo
argentino-boliviano, Hugo Celso Felipe Mansilla, tratando de concitar
la atención pública gracias al prestigio del primero. Con ello, sin
darse cuenta, muestra la pobreza teórica de la dirigencia local del
sector al no contar con intelectuales propios para la realización de
este diagnóstico regional, en todo caso es una muestra de
sinceramiento que hay que destacar. De cualquier manera, lo importante
es que, el contenido de la disertación de Mansilla denuncia una
relación de colonialismo cultural, en la que este sector político
cruceño, actúa como agente promotor de la hegemonía aimara, al
publicitar un esclarecimiento de la relación de Santa Cruz con el
pensamiento liberal, traído desde La Paz, centrado en la devaluación
de los valores histórico-culturales de los pueblos de la cuenca
amazónico-platense y su subsunción a los del altiplano. Detalle que
desnuda una realidad más alarmante todavía: el resonante silencio de
la élite pensante cruceña, ante semejante agresión cultural, muestra
que en el largo periodo del coloniaje republicano y el reciente
plurinacional, todavía, hasta ahora, la elite pensante de la
metrópolis colonial disfruta del vasallaje de la élite pensante
cruceña.

Mansilla estuvo en Santa Cruz dictando una conferencia Magistral,
titulada: "Aproximación a la relación entre Santa Cruz y el
liberalismo", la que, por la importancia del tema, por tratar la
problemática cruceña, en particular, y la boliviana, en general,
tomaremos como referencia para la presente reflexión.
Inicia la disertación indicando que:

".leyendas populares, sin base seria empírica o documental, se han
convertido en los mitos profundos del país, como la creencia en las
perversidades de la época colonial, en los inmensos y valiosos
recursos naturales o la responsabilidad exclusiva de agentes foráneos
en el subdesarrollo de la nación".

Evidentemente, calificar de "leyendas populares" estos hechos
históricos es una deformación arbitraria de la realidad y peor aún
asegurar que no tienen "base seria empírica o documental… convertido
en mitos". La certeza documentada de las perversidades de la época
colonial es irrebatible como es, por ejemplo, la calificación de
infieles a los americanos, hecha por el Papa Alejandro VI, para
justificar la invasión, el sometimiento y la colonización, con toda la
secuela de horrores cometidos contra nuestros ancestros americanos,
tan grande, que hasta ahora sigue preocupando nuestro espíritu. No fue
una leyenda, ni un mito la grandiosidad de la riqueza argentífera del
Cerro Rico de Potosí, que transformó a esta ciudad en la segunda del
mundo en su época, o la importancia de los agentes foráneos en el
subdesarrollo de la nación. Son deformaciones arbitrarias que muestran
la disertación de Mansilla como una interpretación artificialmente
acomodada para justificar al colonialismo español y
republicano-aimara, por lo tanto, nada racional ni científica, y sólo
es una burla demasiado pesada para dejarla pasar desapercibida.
La conferencia fue un ejemplo del manejo sofistico en el discurso.
Comienza refiriéndose a las diferencias culturales entre los pueblos
de Santa Cruz y el Altiplano indicando que:

"la mentalidad colectiva del Oriente boliviano, y especialmente de
Santa Cruz, representa una realidad histórico-social muy diferente. Se
puede afirmar, en efecto, que los valores normativos del Oriente han
sido y son más abiertos al mundo, más anclados en la órbita de una
cultura individualista y, por lo tanto, más afines a un modelo
político centrado en la democracia liberal y pluralista y en la
propiedad privada".

La primera parte, de la "realidad histórico-social muy diferente",
puede ser aceptada. La segunda parte es una generalización arbitraria,
es una afirmación que solo refleja el pensamiento del sector
hegemónico cruceño, totalmente opuesto al representado por las
comunidades nativas cruceñas, quienes tienen como uno de los puntos
centrales de sus reivindicaciones, la propiedad comunitaria de la
tierra, establecida en la Constitución Política del Estado en el Cap.
4º, Art. 30, inciso II-6. Desde sus inicios ancestrales los pueblos
nativos detentaron la posesión comunitaria de la tierra. Los invasores
españoles y todos los gobiernos de la república se han esforzado por
hacerla desaparecer, sin embargo como resultado de las sacrificadas
luchas de los nativos han conseguido su reconocimiento en el documento
constitucional actual, aunque siguen luchando por su reconocimiento
factual, que el gobierno colonial en actitud anticonstitucional
todavía les niega.

Es necesario aclarar que en la cultura nativa amazónico-platense la
propiedad comunitaria de la tierra no tiene el significado de la
propiedad estatal del mundo socialista, el que como sabemos, no es
otra cosa, que una variante del capitalismo, otra forma de explotar al
trabajador a nombre de un estado, que cínicamente lo promocionan sus
defensores como si fuera propiedad del trabajador. En realidad el
socialismo real no ha sido más que la priorización del estado para
conformar una nueva clase, hegemónica capitalista, en reemplazo de la
tradicional, cuyos ejemplos paradigmáticos son Rusia y China.
En la tradición comunitaria nativa se combina el interés individual
con el interés común mediante el dialogo consensual, es decir se
asienta en el reconocimiento de la existencia simultánea del ser
individual y el ser social, elemento fundamental del humanismo
superior, que se compatibiliza en la creación del pensamiento,
consensuado mediante el diálogo.

Resumiendo, en este párrafo se muestra la falta de precisión en la
interpretación de la realidad de la región y del País, mostrando,
confundidos, al sector hegemónico cruceño y nacional con el conjunto
regional y nacional, respectivamente.

Continuando con el enredo sofístico afirma: "La pertenencia
socio-cultural de Santa Cruz es, evidentemente, un asunto altamente
controvertido", aclara que: "la primera adscripción social, cultural e
histórica de este territorio, que no sería fundamentalmente andina,
sino una derivación de la amplia región del Plata".

De nuevo surge la imprecisión en la frase generalizadora. Atribuyendo
la tesis al historiador cruceño Hernando Sanabria Fernández suelta
opiniones referidas a otros temas, pero sugiriendo indirectamente que
serían las argumentaciones de las diferencias culturales, que pone en
duda en el avance de la disertación. Otras veces, abiertamente los
falsea como cuando dice que "grupos étnicos grandes como los Chiquitos
habrían adoptado la religión católica y con ella aprendido el
castellano y adoptado el sedentarismo".

En realidad los curas jesuitas no enseñaron el castellano a los
nativos, introdujeron una lengua común en Chiquitos, de origen nativo,
conocida con el nombre de bésiro. Otra mentira del bagaje colonial es
la afirmación de un supuesto nomadismo. Estos pueblos no eran
nómadas, de ninguna manera, eran agricultores, se alimentaban de la
producción de maíz, yuca, camote, maní y otros productos de su trabajo
agrícola y por lo tanto no podían ser nómadas. Evidentemente esta
aseveración muestra un desconocimiento total de la realidad de los
pueblos amazónico-platenses o mejor dicho se falseó y se sigue
falseando la realidad para construir algunos de los argumentos con el
que justificaron los españoles el derecho de colonización y que
pretende su vigencia actual como antecedente argumental de la
dependencia que sufre la región.

Para terminar con esta parte de la exposición y para respaldar las
opiniones, que califica de dudosas tesis, recurre al antropólogo
Pierre Clastres, al que hace decir que:

"algunos grupos étnicos de la gran familia tupi-guaraní han tenido
probablemente estructuras sociales internas menos verticales y menos
rígidas que las etnias de las tierras altas".

Con lo que Mansilla da punto final a estas "hipótesis" declarando su
rechazo contundente y sin mayor argumentación cuando afirma: "Soy
escéptico frente a estas construcciones teóricas, que proyectan sobre
el pasado los anhelos del presente"

En realidad Mansilla altera el sentido de las afirmaciones terminantes
publicadas por Clastres en su libro "La sociedad contra el Estado",
allí dice:

"Sabemos que, a excepción de las grandes culturas de Méjico, de
América Central y de Los Andes, todas las sociedades indígenas son
arcaicas: ignoran la escritura y "subsisten", desde el punto de vista
económico. Todas, por otra parte, o casi todas, son dirigidas por
líderes, jefes y, como característica decisiva, digna de observarse
detenidamente, ninguno de estos caciques posee "poder".

El resaltado es del autor. Significa que son estructuras totalmente
horizontales, en abierta contraposición con la estructura vertical de
las culturas andinas, de América Central y Méjico. palabra subsisten entre comillas para indicar su desacuerdo con esta
posición colonial, ya que tampoco era una economía de subsistencia>.
Con todas estas falsificaciones evidentemente se está frente a un
comedido elemento propagandista de la ideología del colonialismo
interno de Bolivia.

En la tercera parte de la presentación, Mansilla hace un resumen de
los aspectos sobresalientes, que según él distinguen a Santa Cruz. En
realidad está contrabandeando nuevamente la visión de la élite
dominante, haciéndola pasar como visión de Santa Cruz. Así afirma,
resumiendo:

"los 400 años de aislamiento, hasta la construcción de la carretera de
Cochabamba a Santa Cruz, habrían generado una "especie de autonomía
más o menos forzada", con lo que se produciría formación de una
idiosincrasia colectiva, distinta de la predominante en las tierras
occidentales;

Hay que señalar, sin embargo, que esta visión de un origen distinto de
la cultura cruceña puede ser relativizada por dos hechos importantes.
Por un lado, el Virreinato de Lima y la recién fundada Audiencia de
Charcas sometieron inmediatamente Santa Cruz y las tierras bajas a su
jurisdicción

Aquí es necesario enfatizar que el desarrollo institucional de Santa
Cruz no se distinguió del andino en ningún punto esencial.: tanto en
la era colonial como en la republicana"

De esta manera, después de desconocer los fundamentos de la cultura
amazónico-platense, termina demostrando arbitrariamente la identidad
del desarrollo de Santa Cruz con el andino: Conclusión nada novedosa
dentro de un sistema de poder centralista, nacionalista y
colonialista.

La élite cruceña durante el largo periodo del coloniaje español y el
republicano, estuvo aislada, pero con una función bien clara: proteger
las espaldas del collado de la cuatricentenaria rebeldía de los
nativos, como agente represor del colonialismo. En las luchas por la
independencia hubo una alianza, alrededor de Warnes, de los pobres de
Santa Cruz, pardos y morenos con los nativos que lucharon en La
Florida y en Chiquitos. A nivel de la Audiencia de Charcas el patriota
guaraní Kumbay ofreció sus guerreros al General Belgrano, por lo que
fue reconocido con el grado de General por las fuerzas patriotas.
Finalmente protegieron y ayudaron los nativos a las guerrillas del
Colorau Mercau y Cañoto, culminando con la independencia de Santa Cruz
en enero de 1825. Sin embargo en las luchas por la independencia el
sentimiento patriota elitista se desenmascaró ya que ésta apoyó al
Tirano Aguilera, defensor del absolutismo monárquico. Todavía en la
actualidad merodean en los círculos pensantes de la élite los que
añoran revivir el colonialismo españolista, desplazando los memorables
recuerdos del patriota Manuel Ignacio Warnes de la plaza principal.

Sin embargo la conciencia para sí fue lentamente creciendo en el
sector urbano, de esta manera aparecen los movimientos federalistas
de Andrés Ibáñez en el 1876 y de Los Domingos en el 1891, apoyados por
el sector popular y repetidamente rechazados por las élites, que
dieron cobijo a los ejércitos colonialistas, enviados desde el
altiplano. En el siglo 20 la defensa de los intereses económicos lleva
a las élites a abrazar la causa popular con la defensa del ferrocarril
de la integración nacional, en el 1924, motivo de la invasión del
ejército comandado por el mercenario alemán, Hans Kunt,
posteriormente, el general Calleljas exigió trato igualitario para la
selección de los funcionarios prefecturales y otros cargos oficiales,
el 1958 se exigió la entrega de las regalías petroleras, hasta ese
momento apropiadas abusivamente por el estado colonialista, provocó
otra invasión del ejercito colonial apoyado en las huestes de Ucureña.
Posteriormente continúa un lento pero creciente acercamiento de
integración de ésta élite con los intereses regionales con la
exigencia de una auténtica autonomía, que fracasó por la división
originada en el elitismo de la dirigencia cruceña.

Pero es evidente que hay un trecho importante que recorrer. El sector
cultural, el intelectual, el universitario, el sector pensante,
todavía es dirigido por la élite colonial, en el interior cruceño. Es
ahí donde se aferran fuertemente los agentes del colonialismo, donde
promocionan a los voceros enviados desde La Paz, los que se esfuerzan
por la homogenización nacional, por supuesto, en base a la cultura
aimara, con sus símbolos y todo Sin embargo esto no nos debe extrañar
y no es culpa de ellos, ya que han sido 500 años que ha estado el
poder impidiendo el desarrollo intelectual independiente. El sector
pensante es el núcleo espiritual a controlar, para conseguir la
dominación del pueblo, de esta manera nuestros niños desperdician su
tiempo aprendiendo aimara en la escuela plurinacional, nuestras
autoridades regalan el patrimonio cruceño para la construcción de un
centro cultural del estado, simbólicamente, en la esquina de la plaza
principal. No hay un solo centro cultural cruceño significativo, todos
son agencias del interior, incluyendo el último instalado con nuestros
recursos, para consolidar el control estatal. No faltará alguien que
se justificará recordando que tenemos la casa de la cultura municipal.
De antemano hay que decirle que esa es una casa cultural aldeana,
válida para la aldea de los años 50, es un legado de sus promotores,
la cooperativa de la cultura cruceña, pero jamás para representar a la
cultura de un departamento que ya cuenta con cerca de 3 millones de
habitantes.

Sólo con el rompimiento de las cadenas que aferran al sector pensante
cruceño al colonialismo aimara se logrará por fin tener un futuro de
felicidad, no sólo para la totalidad de habitantes de esta región,
sino del País todo.

Referencias bibliográficas.
1) Clastres, P., 1974, La sociedad contra el Estado.
http://www.viruseditorial.net/pdf/la%20sociedad%20contra%20el%20estado-intro.pdf.
2014.

2) Cortés, E., (Eric Red Taremacua) 2008, Los Grandes Errores del
Conquistador, Santa Cruz, Imp. La Estrella de Jacob.

3) Fundación Konrad Adenauer, 2013, Pacto Fiscal. Edit. Presencia SRL. Bolivia.

4) Jordán, A. 2013, Estados fallidos: transición al Humanismo
Superior. http://humanismochane.blogspot.com/2013/11/estadosfallidos-transicion-al-humanismo.html.
2014.

5) _________. 2013, Declaración del Humanismo Superior.
http://humanismochane.blogspot.com/2013_03_01_archive.html. 2014.

6) _________, 2012, Descolonización, racismo y poder.
http://humanismochane.blogspot.com/2012/11/descolonizacion-racismo-y-poder.html.
2014.

7) _________. 2012. El enemigo más grande del País.
http://humanismochane.blogspot.com/2012_02_01_archive.html. 2014.

8) _________. 2011. Humanismo Primitivo, Civilización y Humanismo
Superior. http://humanismochane.blogspot.com/search?updated-min=2011-01-01T00:00:00-04:00&updated-max=2012-01-01T00:00:00-04:00&max-results=11.
2014.

9) _________ 2010, Identidad del ser cruceño,
http://humanismochane.blogspot.com/search?updated-min=2010-01-01T00:00:00-04:00&updated-max=2011-01-01T00:00:00-04:00&max-results=8.
2014.

10) _________ 2005 Kandire, origen y evolución del llano boliviano,
Santa Cruz, edit. UAGRM.

11) Mansilla, H. C. F., 2014, Liberalismo en Santa Cruz, ICEES.
http://www.icees.org.bo/2014/03/liberalismo-en-santa-cruz/, 2014