domingo, 25 de mayo de 2014

Respuesta: CARNAVAL DE ORURO: RITO, MITO Y ESPECTACULO


Jacinto Encinas Cordero

Eduardo creo que hace muy bien en reclamar una institucionalidad del Carnaval de Oruro, precisamente para mantener ese reconocimiento de la humanidad entera por parte de la Unesco; pero además, creo que se deben separar dos instancias: la religiosidad y la fiesta, el festejo, el Carnaval.

Creo que se debe conceder a los feligreses de la Virgencita del Socavón que se organicen bien y hagan su peregrinación -hagamos- dentro de lo que significa su fervor -su fe- religiosa. Esto debe ser de plena responsabilidad de los feligreses.

Mientras por otro lado creop que se debe mejorar insitucionalmente el festejo o sea el Carnaval de Oruro y como festejo, también debe organizarse con las organoizaciones que participan de ella, de tal suerte que todos los elementos que concurran a mejorar el festejo, a planificarlo y desarrollarlo como se merece la humanidad entera, sean ellos que tengan que preocuparse, particularmente de los aspectos económicos. 

Creo que un festejo de los niveles de tanta popularidad que concentra el Carnaval de Oruro, tiene y debe generar una economía de desarrollo y no tiene suficiente base para buscarse solo el amparo público (Estado, Región, Municipalidad).

Se entiende que la ciudad ha crecido también a instancias de este evento, entonces se comprende que este evento genera riqueza y quizas esto es lo que falta, que algún grupo y quizas el propio Estado debiera hacer figuras con cifras donde se proyecte y se estime donde se requieren fondos, para qué y de dónde pueden o deben salir esos fondos. O todavís creemos que debemos tener al Estado paternalista y como si siempre fuera la gallina de los huevos de oro, sabiendo que los tiene pintados?