martes, 3 de junio de 2014

RESPUESTA: LA EDUCACION DE CALIDAD, LEJOS O CERCA


Carlos Tony Sánchez

Hace un par de días, luego de ese intento, a veces azaroso, de recibir señal de la WEB de forma inmediata, leí algunos artículos del periódico virtual Aula Libre, del cual formo parte como muchos, sea como articulista o como simple lector.

Y como a muchos, también, no deja de sorprendernos algunos escritos, por su lucidez, ubicuidad, etc., los cuales contribuyen inequívocamente a ese contínuo ejercicio de la razón, que debiera caracterizar fundamentalmente a quienes están ocupados, al menos parcialmente, en la dura y difícil tarea de las transformaciones sociales.

Sin embargo, en esta ocasión debo referirme, al artículo "Cuán lejos estás educación de calidad" del. Autor Gonzalo Rodríguez Amurrrio, no con la intención de subvaluar tal escrito, ni mucho menos ofender el punto de vista y reflexiones del articulista, merecedoras de mi respeto por el ejercicio de análisis con óptica distinta a la del suscrito. Sino con el ánimo de aclarar conceptos y aportar con elementos de juicio que estimo puedan servir a los lectores.

Quien lea el presente comentario, tomará en cuenta pues, tales consideraciones.

En general, disiento con el autor  en todas sus afirmaciones, por lo siguiente:

Nos dice, Don Gonzalo Rodríguez que las entregas de computadoras a los maestros (las famosas Evocompu ) y el inicio de ensamblajes de computadoras en nuestro país, mismas que permitirán contar con ese imprescindible instrumento, a todos los estudiantes bolivianos…son meramente un "expectable regalo" con fines exclusivamente electoralistas, en las anteriores elecciones, y en las que se avecinan.

Al respecto, no estoy inmerso,(como tampoco el articulista)  en el entorno presidencial, aunque se puede inferir que toda medida, en este año electoral, sirva a propósitos electorales. Pero ¿ y que ?. La pregunta que debe hacerse es ¿ regalar computadoras a todos los docentes y a todos los estudiantes, construir una fábrica de ensamblaje de computadoras, brindando empleo especializado a miles, es criticable, es negativa, nociva, perniciosa, diabólica ?

Añade que tales medidas son inconexas de "políticas pùblicas", pues forman parte de cómo ya se indicó: un regalo. Asimismo esta estrategia electoral no cuenta – según el autor – de un plan de cualificación, diversificación e innovación real y masiva de las estrategias de educación en aula….finalizando con un epitafio: "los hechos así lo confirman"

A mi entender, es precisamente la dotación gratuita de los medios y herramientas pedagógicas, como también el PROFOCOM, como el satélite Tupaj Katari, como los nuevos Módulos Educativos, etc. son parte una Política de Estado. La conectividad con las Políticas Pùblicas, no son caídas del cielo, no son un milagro. Deben construirse entre todos los actores del universo pedagógico. Debe darse en forma paulatina con  el estamento docente, que es la bisagra, el puente que permitirá la aplicación coherente y eficaz de estas políticas. Ese docente acostumbrado a una lucha inmediatista y cuyos principales dirigentes son profesionales de la subversión, debiera involucrarse militantemente, ya no en las marchas y suspensión de clases, sino en la sacrificada labor de la implementación de las reformas propuestas en la Ley 070.

A nivel mundial, se insiste sobre la oportunidad y la necesidad de nuevas iniciativas en la explotación de las posibilidades de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los procesos de enseñanza-aprendizaje. Baste como ejemplo la Declaración Mundial sobre la Educación superior en el siglo XXI: Visión y acción (UNESCO, 1998), bajo el título de "El potencial y los desafíos de la tecnología".

Por supuesto que no es tarea fácil la aplicación de reformas educativas. Estos procesos, principalmente referidos a las Tecnologías de Información y comunicación (TIC) deben comenzar de las disponibilidades y soluciones tecnológicas existentes. Y esto es precisamente en lo que consiste infraestructuras adecuadas, dotación gratuita de computadoras a docentes y estudiantes y como corolario el acceso al Internet en todas la regiones del país con el servicio del satélite – tan amado, tan odiado – Tupaj Katari. A esto se suma la capacitación – rechazada de plano por los dirigentes de tendencia troskista (esos a quienes ni Ho Chi Minh, los quería) en la ley Avelino Siñani y Elizardo Pérez, a través de PROFOCOM.

La ley 070 , que fué elaborada por técnicos académicos debidamente capacitados (no podía ser por el estamento docente, por cuestión de capacidades diferentes), y ahora – en las bases –les corresponde al gremio docente,  la contribución para redefinir, readecuar, contribuir en algunos aspectos, principalmente aquellos referidos a la multitud de tareas administrativas (informes, etc) que demanda la aplicación de estas reformas.

Pero tal labor – no exenta de sudor – demanda sesudo esfuerzo y sacrificio, actitud que al parecer no están dispuestos a pagar algunos, principalmente quienes han hallado en el Magisterio, un salario para sobrevivir hasta su desaparición terrenal, y no un apostolado con vocación sacrificial.

Lo fácil y pernicioso sería, expresar una protesta machacona (campañas de desinformación, marchas, bloqueos, huelgas) perjudicando a quienes decimos servir: los estudiantes y la sociedad en su conjunto

El estudiante y a la postre la sociedad, serán quienes se beneficien en última instancia de esas medidas trascendentales que se están aplicando hoy.

Pretender utopías o platearse críticas a lo hecho hasta ahora, no pasa de ser un esfuerzo vago e inútil, cuanto más cuando es de pùblico conocimiento la languidez, mediocridad e ineficiencia de las labores y el proceso en sì, a los que se tenía sometido el Proceso de Enseñanza aprendizaje en la ya fenecida República de Bolivia.

Ya V.I. Lenin advertía que los estamentos medios, serían feroces enemigos de los cambios revolucionarios, tanto como el judío Salomón, rey hebreo, que signado por su sabiduría espetaba: "no hay nada bajo el sol".

No debiera olvidarse que cualquier éxito o fracaso de las innovaciones educativas dependen mayormente del compromiso actuante de todos los actores educativos. Estos, en su conjunto son los que interpretan, redefinen, filtran y dan forma a los cambios propuestos. La ligereza cómoda de "pasarle el fardo" al Gobierno para que haga toda la labor, no es más que demagogia barata.

Por otra parte, el articulista relativiza el uso de computadoras, indicando que estos solo son usados por algunos maestros, y que estos no habían sido capacitados para  "navegar en la WEB", limitándoles los funcionarios públicos a los docentes del maravilloso mundo del Internet. Además de manifestar que estos solo sirven para realizar informes, tras informes, tras informes. Que los técnicos solo hablan – continúa - de que sirven para trabajos en Word y Excel , para luego reclamar una capacitación en las mismas herramientas básicas,(¡!??) a los docentes, que a  mi humilde parecer, tienen el síndrome que ocasiona el rechazo a las nuevas tecnologías de información.

Critica al PROFOCOM (el actual emprendimiento gubernamental), por no tener mòdulos referentes al manejo de software, como si para eso fuera diseñado, tal esfuerzo gubernamental. Pues este conocimiento (Window) es ya común el siglo XXI, de fácil acceso y costo barato. ¿ No es acaso que el mismo profesional debiera preocuparse por superarse cualitativamente, no solo en la adquisición de nuevos conocimientos, sino en la actualización y modernización de sus herramientas a ser usadas en el Proceso de Enseñanza aprendizaje ?.

Lo que yo veo, es una desidia (flojera, por usar un término escolar) universal, una complacencia con los viejos paradigmas academicistas, conductistas, totalmente inadecuados en un  contexto en el que el estudiante supera en el uso de las TICs, ampliamente, a algunos maestros de aula. Les llegó el siglo XXI de improviso, y claro algunos entregan las Evocompu a sus hijos y nietos o, finalmente los ofertan al mercado negro, para seguir "tiza y pizarrón".

No deja de sorprenderme la afirmación de que la entrega de computadoras gratuitas y la dotación gratuita a los estudiantes sirva para comprar conciencias. Esta es una falacia. Una afirmación sin solvencia con un propósito--., descalificar a quien- en funciones de gobierno-  procede a equipar tanto a docentes como estudiantes, para desarrollar una mejor calidad en la educación. ¿ o quien lo duda, que las TICs, vienen a ser hoy por hoy, la herramienta imprescindible ? Ud. creería en esa falacia de "una Evocompu, un voto ?

El articulista afirma que las autoridades educativas "ignoran" el valor de la interconectividad con el Internet. Esto sí es una afirmación excesivamente interesada y falsa. Seguramente en ese imaginario, el satélite Tupaj Katari, solo fue un acto de jolgorio circense, para divertimento del entorno palaciego. No cabe más comentario, a semejante burda afirmación.

Y otra vez, el Sr. Gonzalo Rodriguez, manifiesta su preocupación por que los estudiantes manejan mejor las nuevas tecnologías, que los propios docentes, "robándoles" el protagonismo en clase. Aún hoy ese protagonismo del docente, al que se refiere el sr. Rodriguez, corresponde a Paradigmas obsoletos y que causan una educación, si así se la puede llamar, de bajìsima calidad.

Pues bienvenido, Sr. Rodríguez al ocaso del Academicismo, Conductismo, etc. Paradigmas bajo los cuales el estamento docente se desenvolvió y que hoy, debiera estar en el baúl de los recuerdos. Estamos viviendo un proceso que, como dirían Havelock y Zlotolow,  en el año 1995  (¡ fíjese ¡) "supone la conjunción de hechos, personas, situaciones e instituciones, actuando en un período de tiempo en el que se dan una serie de acciones para lograr el objetivo propuesto.

La consigna, en la próxima protesta urbana del Magisterio, debiera ser, ¡Actualízate o jubílate ¡ o perece lentamente, añado.

El "regalo" de la Evocompu debiera aprovecharlo el maestro, en su autosuperación. Y si este, descubre que éste presente gratuito, es por un maquiavélico plan electoral masista, con el objetivo de comprarle su voto, no lo acepte, devuélvalo. Sigamos como ·"protagonistas autoritarios" de la tiza y el pizarrón. Eso –al menos- es una conducta ética, íntegra y a no dudarlo, mejor ejemplo no hay, para sus estudiantes; aunque a la vez es un anuncio anticipado de la obsolescencia y ostracismo del maestro.