jueves, 11 de agosto de 2011

Por una carretera cuántica

Walter "Puka" Reyesvilla Méndez
aguadoble@yahoo.es

Cualquiera puede, sobre un mapa, agarrar una regla, trazar una línea recta entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos, y decir, muy ufano: "He diseñado una carretera"; es, incluso, algo lógico, dado que la lógica "convencional" indica que la línea recta es la distancia más corta entre dos puntos, ¿no ve?...

La mecánica cuántica considera, sin embargo, que una línea recta no es necesariamente la distancia más corta entre dos puntos. Como una carretera es algo ostensiblemente mensurable, no vamos a tomar literalmente el concepto, sino que lo vamos a asumir figurativamente.

¿Que la carretera tiene que hacerse? Claro que sí. ¿Que se la haga con el método de la reglita? Inaceptable, a estas alturas de la conciencia ambiental... hasta se hace sospechosa tanta insistencia en partir el Parque Natural Isiboro Sécure.

Un trazado cuántico, en el sentido figurativo del que hablamos, será, en términos de energía social y medioambiental, efectivamente, la distancia más corta entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos.